¿Quieres ser madre perfecta?

¿Quieres ser madre perfecta?
Te esfuerzas por cumplir en el trabajo, atender a tus hijos y prepararte más, pero aún así te critican; te decimos cómo tratarte mejor
Víctor Jiménez
17/01/2020 - 12:09

¿Quieres ser una madre perfecta? Las mujeres no la tienen fácil. Hoy en día, además de criar hijos responsables y hacer que se desarrollen adecuadamente, deben trabajar, dedicar tiempo a sus amistades, cuidar su salud, estudiar y prepararse para conseguir un mejor empleo y cumplir con grandes expectativas sociales. Y además de estas exigencias, muchas son criticadas por cómo crían a sus hijos.

¿Quiénes son los peores críticos? Los abuelos maternos, es decir, los padres de la mujer. En segundo lugar, el otro progenitor, el padre. Y en tercer lugar están los suegros de la mujer. Pero claro, también los amigos, el médico y otras madres ponen su granito de arena cuando se trata de criticar la forma de criar a los hijos. Entonces, no es extraño que las madres, sobre todo las primerizas, sientan que no están haciendo un buen papel. Y esto es doloroso: la madre vive estas críticas con vergüenza y sintiendo que es una mala madre. También viven los cuestionamientos ajenos con enojo. ¿A quién le gusta que le digan cómo educar a sus hijas?

¿Cuáles son las críticas más frecuentes? La disciplina: que si es demasiado suave y permisiva, que si exagera en las reglas a los niños, que si debería poner límites más duros. Otras críticas incluyen la manera de alimentar a los hijos (incluido el uso de mamila o alimentación con pecho), la hora en que los mandan a la cama, los cuidados durante la enfermedad o para evitar que se enfermen y el tiempo que los dejan solos o al cuidado de alguien más.

¿Tienes el síndrome de la mala madre? Contesta las siguientes preguntas, las cuales señalan características de las mujeres que se perciben como malas madres o que desearían ser madres perfectas. Y viven las con culpa y bajo críticas.

  • ¿Te sientes culpable por combinar tu rol de madre y el de trabajadora?
  • ¿Has recurrido a hacerle la tarea a tu hija para evitar que la maestra diga que eres una mala madre?
  • ¿Tiendes a compensar la falta de atención y tiempo que le das a tu hijo comprándole regalos?
  • ¿Al valorarte como buena o mala madre omites cualidades como la paciencia, el amor, la calidez, la empatía y te concentras en tu entrega incondicional?
  • ¿Te exiges ser la madre perfecta, pues ser una buena madre no es suficiente?

¿Qué es ser una mala madre? Ser una mala madre es abandonar o descuidar las necesidades básicas de sus hijos. Hay una gran diferencia entre confiarlos al cuidado de alguien más y abandonarlos. Maltratarlos física o verbalmente. Dar malos ejemplos de conductas dañinas para los niños, como agredir física o verbalmente a otros. Actuar como dictadora, dominante e impositiva todo el tiempo. Permitirle al hijo hacer todo lo que desee. Evitar corregirlos por sentir culpa. 

Sé más comprensiva contigo misma. El hecho de que no estés en casa las 24 horas del día, dedicada a los hijos no quiere decir que seas una mala madre. Cuando pases tiempo con tus hijos asegúrate de darles un tiempo de calidad: atención, calidez, paciencia.

No hay madres perfectas, pero sí hay buenas madres. Deja de buscar la perfección.

A veces la culpa por no estar presente las 24 horas del día te puede llevar a darles todo lo que piden, a hacer las cosas por ellos, a compensar tu ausencia con regalos.

Ninguna de estas acciones es más valiosa para tus hijos que el cariño que puedas darles.

Si tienes una pareja, apóyate en él/ella para el cuidado y la atención de los pequeños. 

TUS COMENTARIOS