Enfócate en la solución, no en el problema

Enfócate en la solución, no en el problema
Víctor Jiménez
16/10/2020 - 20:45

¿Alguna vez has sentido la frustración de no saber qué hacer, de no tener una solución a lo que estás viviendo? Si es así, no eres el único. Muchos experimentamos esto y sentimos que no hay salida. Nos encontramos en una fosa de la que pensamos no podemos salir: una cuestión económica, una mala relación de pareja o un problema relacionado con el trabajo. 

Estancados en el problema

Usualmente nos enfocamos en el problema, rumiamos mentalmente, nos quejamos. Pero esto no soluciona nada. Generalmente tenemos claro cuál es el problema. No necesitamos recordar una y mil veces lo que hay que resolver. Enojarnos tampoco ayuda, más bien nos cansa y debilita. Concentrarnos obsesivamente en el conflicto sólo nos lleva a más problemas y a cuestiones negativas: temor, preocupación, angustia, incluso depresión. 

Enfocarnos en el problema es como si estando en esa fosa, decidImos simplemente sentarnos a esperar que alguien nos rescate, o peor aún, que decidamos hacer más de lo mismo: excavar asumiendo que así podremos salir, pero haciendo un hoyo todavía más grande. Centrarnos en el problema nos lleva al pasado, a lo que sucedió. Enfocarnos en el problema es como si la escalera eléctrica en la que estamos subiendo, de repente se detuviera, y permaneciendo en el escalón en que estamos situados, lo reportamos mediante una llamada para que reactiven la escalera y podamos continuar. Hay soluciones que en realidad no son soluciones. 

Abrirnos a las opciones y soluciones

Por otra parte, al centrarnos en una solución efectiva, utilizamos el tiempo y la energía de manera valiosa y útil. Si nos encontramos en una fosa, podríamos crear huecos en la pared para usarlos para escalar. En el caso de la escalera eléctrica, bien podríamos continuar subiendo un escalón a la vez, en lugar de paralizarnos. Necesitamos mover la atención del problema a la solución. Repasar el problema una y otra vez nos deja poca oportunidad para que surjan ideas nuevas. Terminamos percibiendo el problema como más grande de lo que en realidad es. Así, muchas veces terminamos sintiéndonos víctimas. Enfocarnos en la solución nos devuelve el control sobre la situación. Nos sitúa en el presente, con miras al futuro y centrados en lo que sí podemos hacer. 

Algunas ideas para centrarte en la solución: 

  • Evita preguntarte “por qué”. Muchas veces para resolver una situación no necesitas saber el origen. Por ejemplo, tu carro se averió y no tienes dinero para componerlo. El problema es que no tienes el dinero para arreglarlo. Preguntarte “¿Por qué me pasan estas cosas a mí?” no te ayuda en nada. Mejor sería concentrarte en las posibles soluciones: vender algún artículo que no necesites, pedir un préstamo, hacer un trabajo extra.
  • Concéntrate en el objetivo. Si quieres bajar de peso, no te ayuda quejarte de que has descuidado tu alimentación y has dejado de hacer ejercicio. Céntrate en lo que quieres lograr. Pregúntate “para qué” quieres bajar de peso, quizás para sentirte mejor, para tener mejor salud, para lucir como tú quieres.
  • Haz a un lado el drama y la negatividad. Acepta que no puedes cambiar ciertas cosas. Por ejemplo, si en el trabajo necesitas aprender una nueva habilidad porque tu puesto así lo requiere, acepta lo inevitable y coopera. Por muchas pataletas que hagas, las cosas no van a cambiar. 
  • Ve las cosas desde otra perspectiva. Piensa qué haría alguien que admiras, sea una persona cercana o famosa, viva o no. Puede ser una amiga, un colega, una profesora. Puedes incluso preguntar, no hay vergüenza en no saber o querer escuchar cómo ve las cosas alguien más. 

FRASE

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”, Albert Einstein (físico del siglo XX).

EL DATO

Un método básico para resolver problemas es el siguiente: definir el problema, generar alternativas y soluciones, evaluar y elegir una de las opciones, implementar la opción elegida y dar seguimiento para observar el resultado. 

TE RECOMENDAMOS EL LIBRO...

Aprende a pensar: solución de problemas

Autora: Margarita Sánchez 

Editorial: Trillas

Sinopsis: Este libro se centra en preguntas y reflexiones que estimulan al alumno para que elabore las ideas que utiliza. Esto pretende generar en él una actitud crítica consciente, que progresivamente lo lleve a saber más tanto de lo que conoce como de sus capacidades y limitaciones. 

TUS COMENTARIOS