Calma tu ansiedad con estas estrategias

Calma tu ansiedad con estas estrategias
Víctor Jiménez
17/04/2020 - 09:50

La pandemia por coronavirus ha tomado al mundo por sorpresa, creando incertidumbre, cambios inesperados en nuestra vida y mucho temor. Sentimos miedo porque sabemos que no tenemos control total sobre el virus causante de Covid-19. Nos da miedo la posibilidad de enfrentar la enfermedad en un hospital, aislados, sin compañía de familiares o amigos. Y nos da miedo morir. 

Para reducir el efecto del miedo y lograr tener calma en el tiempo confinamiento por el coronavirus, podemos utilizar las estrategias descritas a continuación:

Distinguir entre el miedo racional y el irracional. El miedo racional plantea preguntas y soluciones realistas. Por ejemplo, “Quién me va a ayudar si me enfermo?” “¿Cómo será estar en el hospital sin poder recibir visitas?”. En estos casos la función del temor es llevarte a buscar soluciones para estos cuestionamientos. Pero también hay un miedo irracional que te transporta a cuando siendo niño te sentías  desamparado. Sí te pones nervioso o te sudan las manos, puede ayudar admitir y comprender que te da miedo la situación, ser amable contigo mismo y saber que no eres el único que sientes miedo.

Utilizar los recursos a la mano. Ahora en tu vida adulta tienes muchos más recursos para enfrentar las dificultades. Has dejado de ser ese niño asustado por la oscuridad o el monstruo que vive en el clóset. Si debes permanecer en casa por la enfermedad, podrías pedir ayuda a un pariente para que te entregue comida y otras cosas necesarias, planear una estrategia para no contagiar a otros, mantener una actitud positiva, buscar una red de apoyo, por ejemplo, en los vecinos o con los amigos.

Usa recordatorios útiles. Tu mente necesita que le recuerdes: “Cuento con opciones para resolver las dificultades”. Escribir en tarjetitas estos recordatorios te puede ayudar. Podrías incluir son: “En otros momentos he podido salir adelante en condiciones adversas” “Cuento con mis habilidades y capacidades para enfrentar esta crisis” “Tengo a mi familia (o una vecina) para apoyarme si enfermo”.

Respira para conseguir la calma. Pon toda la atención en tu respiración y asegúrate de respirar de manera más pausada. Se trata de sentir la respiración, con la inhalación y la exhalación. Después de un rato, imagina que inhalas calma. Puedes imaginarla como una luz o un color. Imagina que exhalas miedo. Lo importante es, en todo momento, estar en contacto con la sensación de respirar. Mantente así por unos minutos. Puedes hacer esto con los ojos abiertos, por ejemplo, mirando la llama de una vela, viendo una pared en blanco o mirando al piso frente a ti sin enfocar nada. 

Siente el efecto calmante de la naturaleza. El contacto con la naturaleza, dicen los científicos, tiene un efecto positivo importante en el bienestar y la salud mental. Da una sensación de calma y reduce la ansiedad. Ahora que estamos en resguardo domiciliario te puedes beneficiar de estos “baños de naturaleza” por medio de documentales. Puedes tener todos los beneficios de la naturaleza sin moverte del sofá. Las imágenes de bosques, valles, montañas y el mar infunden claridad mental, recargan las baterías, tranquilizan. Esto sucede incluso si aparecen en una pantalla, si arreglas las plantas de tu casa o miras los árboles a través de la ventana. Siempre encontrarás opciones para hacerlo.

TUS COMENTARIOS