BAJA EL NIVEL DE AGUA EN QUERÉTARO

El Arenal ocasiona destrucción en colonia Leyes de Reforma

Rafael Vigil, El Gráfico
Damnificados por las intensas lluvias piden que ahora sí las autoridades los socorran; se resignan a perder sus muebles
Redacción
29/09/2017 - 16:32

Rafael Vigil

Las lluvias cesaron y el agua bajó de nivel para dejar a la vista los estragos que la ruptura del dren El Arenal ocasionó en la colonia Leyes de Reforma que dejó una estela de destrucción en el patrimonio de sus habitantes.

La señora Adelina Reséndiz Robles vive en la calle 6 de la colonia referida, ella es diabética y necesita constantemente la aplicación de la insulina como parte de su tratamiento de control de glucosa. 

Ella se enfrenta a la situación en la que el agua que llegó a una altura de 1.20 metros en su vivienda dejó por completo inservible el refrigerador en el que almacena y mantiene su medicamento, por lo que pide apoyo a las autoridades para poder recuperar su electrodoméstico.

“Ha pasado el gobierno a darnos kit de limpieza, que es escoba, trapeador, jalador, cloro y nada más. Y no es malo, pero ocupamos, en mi caso, dónde refrigerar el medicamento y los alimentos. Aún no nos han dicho que si nos van a apoyar, dijeron que está en veremos si nos ayudan con camas para mis nietos y la sala que se nos echó a perder”, señaló la afectada. 

Los damnificados señalan que tienen que hacerse a la idea de las pérdidas materiales, pues ya han padecido estas tragedias sin que reciban ayuda. 

“De los demás muebles, pues casi es la resignación de que se nos echaron a perder. Esperamos que ahora sí llegue el apoyo, no como hace tres años que pasamos por una situación similar y nunca llegó la ayuda que después dijeron que sí había llegado”, afirmó Adelina, al momento en que mostraba cómo quedó la casa después de que pudieron sacar el agua anegada.

temen inundaciones. Después de las precipitaciones hay preocupación en los habitantes, ya que se tiene la incertidumbre de que se vuelva a salir el agua y que cause daños nuevamente. 

“Hace tres años dijeron que iban a reparar el brazo del canal que se rompió, aquí donde se junta el agua de Jurica, pero pues no sirvió de mucho. Sólo vinieron las máquinas y amontonaron de nuevo la tierra, pero de ese muro que iban a poner nada más no vimos nada”, precisó Lorena Maciel, vecina afectada.

Indicó que ha llegado ayuda, pero no es suficiente, puesto que sólo ha sido una despensa y una cobija por familia, cuando ella vive con su esposo y su hija menor de edad. 

Una cobija por familia. “No puedo decir que no hay voluntad de apoyar, porque hace rato nos trajeron una despensa y una cobija. El problema es que es una por familia y aquí vivimos tres, mi esposo y mi hija. No es suficiente. Ahora de colchonetas o cosas de primera necesidad mejor ni digo, porque nos dijeron que apenas van a ver si se puede”, afirmó.

No sólo son viviendas las que afectó el agua, sino pequeños negocios con los que se ayudaban las familias, como el caso de María de Jesús Hernández, a quien las aguas negras le echaron a perder los enseres de su estética. 

“De la estética casi todo se perdió, también los muebles y los aparatos. Se perdió la computadora, el microondas y la estufa. Ojalá y esta vez sí nos apoyen, no como la vez anterior donde trajeron los colchones para amontonarlos y sacarles la foto. Después agarraron y se los llevaron, a pesar de que les pedimos para nuestra gente, no dijeron nada y jamás regresaron. Lo que sí le puedo decir es que, independientemente del dinero o cosas que hayamos perdido, el agua se llevó lo más valioso, nuestra tranquilidad”, señaló.

Vecinos siguen con las labores de limpieza, con la zozobra cada vez que el cielo se nubla y que marca las condiciones de lluvia. “Nos prometieron que no volvería a pasar y vea usted. Esperamos que ahora sí se haga algo, o solo que quieran que se pierdan vidas para de veras actuar”, señala Lorena.

 

TUS COMENTARIOS