Tesoros Antiguos

Resguardan historia queretana con equipos especiales para evitar deterioro

El centro abre sus puertas al público que quiera conocer los diversos documentos que guarda
Redacción
13/04/2018 - 20:31

Por Domingo Valdez

La Dirección Estatal de Archivos desde el edificio ya cuenta y resguarda la historia queretana. Entre sus paredes se conservan documentos históricos, como los primeros ejemplares de La Sombra de Arteaga, o el acta de defunción de Maximiliano de Habsburgo, expedida un mes después del fusilamiento del emperador. Incluso, el mismo recinto sirvió de morgue al cadáver del malogrado europeo.

Norberto Rodríguez Carrasco, jefe de Sección de Acervos del Archivo Histórico, desde hace cuatro años, pero con 15 en la Dirección Estatal de Archivos, es el encargado de preservar el orden en los documentos que se resguardan. El hombre recuerda que comenzó en el Archivo General, hace tres lustros rodeado de historia trascendental no sólo para la entidad, sino para todo el país.

Dentro del acervo, comenta, se tienen diversos fondos, uno de ellos el de Justicia, con el documento más antiguo con el que se cuenta, de 1570. A partir de 1587 se tiene el fondo Notarías, que lleva el registro de las propiedades y movimientos comerciales, como se hace hasta la fecha.

La sala de consulta está llena de imágenes históricas (algunas réplicas de las originales) como un mapa de la ciudad de Querétaro, cuando era de apenas unas cuantas cuadras, hasta la fotografía de Félix Fulgencio Palavicini, constitucionalista y fundador de El Universal.

DAN MANTENIMIENTO. Explica que el mantenimiento de los documentos corre a cargo de la química Guadalupe Barrera, quien está a cargo del área de Conservación. Se hace un seguimiento de cómo se debe de manejar el material, además de que ella misma se dedica a sanitizar los materiales y de conservación.

El laboratorio de conservación contiene los aparatos especializados para tratar los materiales. En un aparato de cristal, con respiraderos en la parte baja se fumigan los documentos, para evitar la fauna que pudiera deteriorarlos. Además de una gama de químicos especiales, destinados a preservar tanto tintas como papeles.

Norberto agrega que para acceder a los fondos se debe de hacer a través de una solicitud dirigida al director Jaime García Alcocer, para que se pueda acceder a esos materiales. La solicitud, comenta, debe de ser avalada por una institución, aunque también puede ser de un particular que quiera un grado académico o alguna consulta.

En el lugar se tienen desde mapas, archivos más recientes, como el caso de los documentos del pintor Julio Castillo, entre otras cosas.

 

TUS COMENTARIOS