De Oaxaca y Tabasco también emigran

Jarochos buscan refugio en Querétaro

Ante el nivel de desempleo y criminalidad en su comunidad, jarochos planean mudarse

Querétaro 11/04/2018 14:50 Redacción Actualizada 14:50
 

Por Amílcar Salazar

Wilber Magaña Ruiz ama a su tierra, pero quiere mudarse a Querétaro. Está cansado de no hallar empleo y de estar en un barrio que se ha vuelto peligroso. Desea emigrar cuanto antes, teme por su familia.

El técnico industrial acaba de enviar su postulación a una maquiladora queretana que solicita obreros dispuestos a “rolar turnos” de 13 horas, ofreciéndoles a cambio el pago del traslado, las comidas y el hospedaje temporal dentro de una casa para trabajadores foráneos que es propiedad de la fábrica. “Si me llaman, primero me iría yo, y ya si es bueno, jalaría a mi gente”, prevé Wilber, habitante de Tihuatlán, donde las calles “son un chapoteadero de lodo, cada rato se va la luz y hay mucha gente de mala vida; está canija la cosa”.

LA OPCIÓN QUERETANA 

En esta bella pero alicaída urbe petrolera, la tasa de desempleo rebasa la media nacional y se sufre el cuarto lugar estatal en criminalidad, destacando el robo y la extorsión, así como homicidios.

Es así que las ofertas para emigrar a Querétaro y otras entidades con mejores ofertas de ocupación abundan en los periódicos, en rótulos callejeros, agencias de colocación, redes sociales y hasta en el Servicio Nacional de Empleo de Veracruz (Snever), donde esta opción destaca entre las primeras diez que promueven entre desempleados.

DE OAXACA Y TABASCO TAMBÉN EMIGRAN

Además del caso de Veracruz, los servicios oficiales de empleo de Oaxaca y Tabasco también fungen como promotores de algunas empresas en Querétaro, las cuales recurren a la captación foránea de mano de obra para operar.

De acuerdo con datos actualizados a 2015 del Conapo, la mitad de los migrantes internos del país –6.5 millones– procedieron de cinco estados expulsores: Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Puebla y Michoacán. En contraste, los cinco primeros receptores de migrantes fueron: Quintana Roo, Baja California Sur, Querétaro, Colima y Campeche; absorbiendo en conjunto al 38%, que equivale a dos millones 470 mil personas.

 

Comentarios