Detecta el estrés en tus hijos

padres, guía, adolescentes, Irma Gallo
Con estos tips puedes darte cuenta si tu hijo está estresado y cómo puedes ayudarlo
Redacción
24/03/2019 - 10:18

Por Irma Gallo

Cuando yo era una niña (crecí en la década de los setenta), no se oía hablar mucho del término estrés, y menos todavía para referirse a algo que experimentaran los niños.

Pero ha cambiado con el tiempo. Hoy es común ver a chicos de primaria con síntomas de esto, que MedlinePlus, enciclopedia médica en línea de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, define como: “un sentimiento de tensión física o emocional que puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso. 

El estrés es la reacción de su cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar la salud”. 

Vamos a ver primero cuáles son las causas del estrés en niños, para después enumerar algunos de los síntomas principales, para que sepamos identificar si nuestros hijos lo están padeciendo.

CAUSAS

Según un artículo de la American Academy of Pediatrics, citado por la asociación Healthy Children, “El cambio en la estructura familiar, que pasó de familias grandes, extendidas y que brindaban apoyo (que incluía a ambos padres, los tíos y los abuelos) de generaciones previas, a la alta incidencia actual de familias de padres divorciados y monoparentales (…) ha alterado drásticamente la experiencia de la infancia. (Pero) Incluso en las familias intactas y estables, la creciente cantidad de familias con dos padres que trabajan, a menudo, fuerza a los niños a pasar más tiempo en programas extraescolares o solos en sus casas. Para algunos, esta falta de tiempo con sus padres es bastante estresante. También lo es la responsabilidad de cuidarse a sí mismos y de cuidar el hogar y, a veces, cuidar a un hermano menor”. 

Otros especialistas hablan también de la continua exposición a contenidos violentos y de fuerte carga sexual desde edades muy tempranas, así como cambios en la rutina, como fuentes de estrés; por ejemplo: entrar a una nueva escuela, mudarse de ciudad y/o de casa, la pérdida del empleo de alguno de los padres y el consiguiente deterioro de la economía familiar o la muerte de algún familiar cercano.

Consecuencias del estrés infantil a largo plazo

Según algunos especialistas, el estrés afectará el desarrollo de áreas cerebrales relacionadas con el placer, la recompensa, el control de impulsos, la capacidad de aprendizaje y la respuesta al peligro. Se han observado cambios estructurales y funcionales en la amígdala y el hipocampo, así como un control inhibitorio deficiente de estas regiones. Todos esto se traducirá en riesgo de enfermedades mentales en la vida adulta, como depresión o ansiedad.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS