Contra la violencia en línea

padres al borde de un ataque ansiedad
Vida 24/02/2019 08:57 Redacción Actualizada 11:57
 

Por Irma Gallo

Hace ya tiempo escribí en este espacio sobre el sexting (mandar mensajes con contenido gráfico sexual) entre adolescentes, que son quienes más lo están practicando. Entonces no existía la herramienta sobre la que hoy quiero hablarles, porque me parece indispensable como una manera más de hacerles sentir a nuestras hijas que tampoco en esto están solas.

Pero antes, es necesario aclarar una cosa: la violencia en línea existe. No podemos negarla, sólo porque no tiene —aparentemente—, consecuencias físicas como sí las tiene un golpe o una violación. 

Vamos a ver la definición de violencia en línea, así como algunos datos sobre su incidencia, según la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC), citada por libresenlinea.mx, el sitio sobre el que les hablaré hoy:

“Actos de violencia de género cometidos, instigados o agravados, en parte o totalmente, por el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), plataformas de redes sociales y correo electrónico, causan daño psicológico y emocional, refuerzan los prejuicios, dañan la reputación, causan pérdidas económicas y plantean barreras a la participación en la vida pública y pueden conducir a formas de violencia sexual y otras formas de violencia física”.

En el mundo: — Las mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años, son más atacadas en los espacios digitales.

—El 40% de las agresiones son cometidas por personas conocidas y el 30% por desconocidas.

En México: —Al menos 9 millones de mexicanas han vivido ciberacoso.

—Las mujeres, de entre 12 y 29 años, son más atacadas en espacios digitales. —El 86.3% de las personas agresoras fueron desconocidas y el 11.1% conocidas (amigos, compañeros de clase o de trabajo, pareja o ex pareja, algún familiar).

Ahora sí, vamos a ver de qué trata esta iniciativa.

¿Qué es La clika, libres en línea? Según Anaiz Zamora, activista del grupo Luchadoras: “Es una campaña que estamos haciendo entre Luchadoras y La Sandía Digital en el marco de una campaña más amplia que se llama Dominemos las tecnologías”.

Pero, ¿en qué consiste? Anaiz nos explica que uno de los pilares es “una plataforma en línea en donde puedes ver un cómic interactivo que te va contando la historia de Leos, una chica que tiene una vida regular, normal, como cualquier otra, y enfrenta una agresión cuando sus imágenes íntimas son difundidas sin su consentimiento”.

Esto no es todo: al mismo tiempo que la usuaria lee la historia y toma decisiones como si fuera la protagonista por medio de un click, también encuentra el botón “Recurso”, en donde aparecen herramientas útiles para hacer frente a este tipo de situaciones, desde información hasta guías para reportar publicaciones en Twitter, en Facebook o Instagram, cómo bajar contenido de páginas pornográficas o cómo “borrarse” de búsquedas de Google, por ejemplo.

Lulú Barrera, también del grupo Luchadoras, dice que actuar de inmediato es indispensable para que las imágenes íntimas no se difundan más. Pero esto no es fácil, según explica: “Tienes que saber muy específicamente por qué tema denunciar, en qué link, qué opciones elegir para que tu denuncia tenga más posibilidades de entrar en el canal correcto, ser atendida más rápido y se baje de inmediato”.

Como ven, papás y mamás, esta es una alternativa para que nuestras hijas accedan a información oportuna y accesible, pero también —lo cual me parece importantísimo y por eso la recomiendo— para no permitir que sean revictimizadas por los demás o por ellas mismas, pues esto puede acarrear severas consecuencias en su autoestima y en su salud mental.

Temas Relacionados
Padres hijos educación salud escuela

Comentarios