Aléjalos de las drogas

Redacción
28/10/2018 - 10:43

Por Irma Gallo

Papás y mamás, si pensaban que la mariguana, el éxtasis y la cocaína, o la heroína eran lo peor con lo que podían atravesarse sus hijos, les tengo una noticia: ya hay drogas mucho más baratas, más fáciles de conseguir y de apariencia más inocente que circulan por las escuelas y otros centros de reunión de los adolescentes.

Sin la intención de alarmarlos, les contaré en seguida de las más comunes, para que tengan los ojos muy abiertos ante lo que se enfrentan nuestros hijos hoy en día.

Nombres comunes y efectos. Se le conoce como Black Mamba, Scooby Snack, Spice, Mr. Nice Guy o K2 y su presentación más común es en pequeños sobres de aluminio. Se regala (y una vez que los chicos están enganchados), se vende afuera de las escuelas públicas y privadas (o incluso desde adentro, entre compañeros); en tiendas de abarrotes, gasolineras y en sitios online de la Deep Web, esos que no se pueden encontrar con un buscador común, como Google o Yahoo, pero que nuestros hijos ya cada vez más fácilmente saben cómo localizar sin problemas.

Es la mariguana sintética, que poco o casi nada tiene que ver con la Cannabis original, y según la revista científica de la UNAM, ¿Cómo ves?, puede provocar los siguientes efectos:

1) Mareos; 2) convulsiones; 3) sequedad en la boca; 4) dolor en el pecho; 5) dificultad para respirar; 6) aumento del ritmo cardiaco y presión sanguínea; 7) dolor en el abdomen; 8) náusea y vómito; 9) sudoración excesiva y 10) temblores incontrolables.

Está fabricada a partir de plantas como la rosa mosqueta (rosa eglanteria), la cola de león (leonotis leonurus) y el loto azul (nymphaea caerulea), y después, impregnada con uno o más cannabinoides sintéticos.

Por su parte, las llamadas sales de baño (SB) o droga caníbal se conocen en el mercado como Molly, Flakka, Ivory Wave, Cotton Cloud, White Lightning, Vanilla Sky o Don Gato, y sus efectos clínicos más comunes incluyen: 1) visión borrosa; 2) sangrado de nariz; 3) zumbido en los oídos; 4) resequedad en la boca; 5) dificultad para respirar; 6) aumento del ritmo cardiaco y presión; 7) contracción muscular; 8) disfunción sexual y anorgasmia; 9) sudoración excesiva; 10) erupciones en la piel, 11) episodios de delirio y psicóticos.

Su presentación más común es en forma de polvos blancos o amarillentos, pastillas o cápsulas.

Con la muerte del cantante Prince, en abril de 2016, una nueva droga se hizo conocida en todo el mundo. El fentanilo es un analgésico y anestésico muy potente; se usa para tratar dolores muy intensos, como los del cáncer, y para inducir a la anestesia. Posee un efecto 50 veces más poderoso que la heroína y 100 más que la morfina. Se consume inyectado, pero también por vía oral, en pastillas o por absorción cutánea a través de parches.

Sus efectos, aunque se consuma en dosis tan bajas como 0.25 mg, pueden ser letales. (No por nada, en la calle se le conoce con el nombre de “La Muerte”). Se consideran graves los siguientes síntomas: cambios en el ritmo cardiaco, agitación, alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen); fiebre, sudoración, confusión, ritmo cardiaco rápido, temblores, espasmos o rigidez muscular intensa; pérdida de coordinación, náusea, vómitos o diarrea, náusea, vómitos, falta de apetito, debilidad o mareos, incapacidad para lograr o mantener una erección, menstruación irregular, disminución del deseo sexual, convulsiones, urticaria, sarpullido, picazón, respiración lenta (poco profunda), menor necesidad de respirar, dificultad para respirar o tragar, somnolencia extrema, mareos, confusión y desmayos.

¿Qué hacer si sospechamos que nuestros hijos están consumiendo estas sustancias?

Buscar ayuda profesional inmediatamente. Esto no es algo que podamos resolver con buena voluntad, amor y atención, aunque, por supuesto, debe ser el primer paso para enfrentar cualquier situación que surja.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS