Helado de galleta platillo estrella

Otro rollo de helados en La Banquetera de Morelos

El tradicional cono se queda atrás con esta variedad de postre enrolladito
Xavier Omaña
29/06/2018 - 11:13

Los helados de Wóolys que están en la calle Hidalgo del Centro de esta capital son otro rollo, literal, porque son rollos de sabor. 

El sueño de poner una heladería diferente en la ciudad comenzó hace cinco años, cuando Gabriel Molina se decidió a aprender el estilo tailandés de elaborar este postre. 

Junto con su hermano, tomó clases en la Ciudad de México y después ambos compraron una máquina que se enfría a menos 20 grados para poder preparar los rollos. 

Esta máquina es similar a un comal, pero en vez de poner masa se coloca el helado. “Se prepara en una plancha a menos 20 grados centígrados, se pica la fruta o el ingrediente que uno desee y se le pone la mezcla a base de helado hasta que se comienza a congelar y se empiezan a hacer los rollitos”, explica. 

Al principio no era tan sencillo, pero “conforme la marcha”, él y su hermano fueron modificando desde los sabores hasta las texturas. 

“Tenemos helados de diferentes frutas y diversos sabores. Hemos experimentado haciendo helados de vino tinto, tequila, pastel, gansito, chocorrol, que quedan muy ricos”, asegura. 

EL MENÚ. La carta incluye helados de mazapán, chicle, limón, fresa, plátano, café, menta, zarzamora, durazno, galleta, mango, cereza, tamarindo, nuez, vainilla y chocolate. 

“A las personas les diría que se animen y los prueben, no se van a arrepentir”, expresa Gabriel. 

Wóolys es nuevo en la calle Hidalgo, pero no así en el mercado, pues Gabriel lleva cinco años elaborando helados tailandeses y antes se encontraban en la plaza “Lido” de Cuernavaca. 

Los clientes aseguraron que jamás habían visto este tipo de helados y que por la novedad iban a probarlos, mientras que los niños se sorprenden al ver cómo se prepara cada postre y dicen que saben muy ricos. 

DÓNDE

Wóolys se localiza en la calle Hidalgo, número 20, colonia Centro Cuernavaca, exactamente debajo del restaurante Le Pastis Bistro.

 

 

TUS COMENTARIOS