En la Banquetera de Morelos

Molcajetes ¡con más que carne!, en La Banquetera de Morelos

Morirás de gusto con la idea revolucionaria de componer estas viandas con camarones y hasta una salsa de cacahuate
Moisés Sánchez
16/02/2018 - 12:40

La idea tenía que ser revolucionaria. En un estado donde la cecina de Yecapixtla y Puente de Ixtla abunda en cada esquina, vender únicamente carne no era opción. Y al norte de Cuernavaca, el chef Luis Martínez Martínez no quiso que su negocio fuera repetitivo, como su apellido y puso en una piedra una combinación selecta de carnes y mariscos. Así nacieron “Los Molcajetes mar y tierra”.

Luis fue un chef errante en Veracruz, asegura Juan Carlos Aldama Martínez, gerente del negocio, pero su ir y venir hicieron que concibiera una carta magnífica que ahora sobresale entre los restaurantes de la capital.

MEJOR PRECIO. “La comida es muy vasta, tiene buen precio y mucho sabor”, afirma Juan Carlos, con una sonrisa en el rostro, como sintiéndose orgulloso. A pocos metros de él, un par de estatuas sombrerudas y los vapores de la cocina reciben a los comensales.

Aunque la variedad de platillos es extensa, la gente suele decantarse por los molcajetes. Además, curiosamente, el platillo estrella, el que le da nombre al negocio, se ve relegado por el “Molcajete del patrón”, que lleva longaniza, carne enchilada, cecina, pollo, cebollas, nopales, queso y camarón a diabla que nadan en una salsa de cacahuate. Un solo molcajete alcanza para cuatro personas. 

El platillo con tan sólo verlo llena los ojos y transforma a las personas en animales salvajes que lo único que quieren en hincar el diente y Juan Carlos lo sabe, el “molcajete del patrón” es su favorito y cada vez que puede, lo degusta.

DEVORA LAS PESCADILLAS. Además, sencillas, pero sabrosas, las pescadillas hacen que el reducido tiempo de espera por un molcajete sea imperceptible. 

Como si faltara algo más para incrementar el atractivo del lugar, Juan Carlos confiesa que la constancia es uno de los secretos que hace que el negocio crezca. Él y su ejército de 25 trabajadores cuidan que los paladares de la gente estén bien atendidos.

“El servicio y los alimentos es lo mejor que ofrecemos. Se abre todos los días, hasta en festivos, Navidad y Año Nuevo, aparte los miércoles tenemos los molcajetes al 2x1”, remata Juan Carlos con otra sonrisa.

¿Dónde?

Avenida Miguel Hidalgo número 5, en Ocotepec, Cuernavaca.

 

TUS COMENTARIOS