Soñé tan delicioso que me desperté gimiendo

Soñé tan delicioso que me desperté gimiendo
Sólo en ese momento recordé que veníamos en un tren (o algo parecido) y la gente nos veía. Eso, lejos de intimidarme, me excitó más
Lulú Petite
12/01/2021 - 13:58

Querido diario: Anoche tuve un sueño. Viajaba en algo parecido a un tren. Era un mundo donde no había miedos ni virus; se escuchaba el murmullo de muchos pasajeros y sus charlas animadas.

Al lado mío, en el asiento de la ventana, venía una hermosa rubia de ojos azules. Vestía un abrigo blanco y un sombrero de esos afelpados, estilo ruso. Se me quedaba mirando de una manera que me incomodaba cómo me seducía.

De pronto, sin mediar palabra, la rubia hermosa me dio un beso. Lo que adoro de los sueños es que las cosas simplemente pasan. Metí las manos bajo su abrigo y estaba desnuda. Apreté sus senos, enormes y redondos, como frutas maduras. Acaricié sus pezones y me los llevé a la boca. Eran perfectos, como uvas.

Nos desnudamos una a la otra. Sus manos tibias recorrían mi cuerpo, mientras nuestras lenguas bailaban en un festín de besos apasionados. Su cabello olía a fresas, su boca sabía a sal. Metió su mano entre mis muslos y la subió despacio, hasta encontrarse con mi sexo empapado y comenzó a comerme el sexo.

Sólo en ese momento recordé que veníamos en un tren (o algo parecido) y la gente nos veía. Eso, lejos de intimidarme, me excitó más. 

Un moreno enorme se sacó el miembro y me lo puso en la boca. Comencé a mamársela. Alguien entonces me levantó por la cintura, me puso en cuatro y me la metió mientras seguía chupando el sexo del moreno. 

Ya no estaba en el tren, sino en un lugar incierto, dedicado al placer. Me vine tan fuerte y tan rico que desperté gimiendo y con el corazón vuelto loco.

Todavía con el orgasmo temblándome en los labios, me levanté a escribirte esta historia. Si dejas pasar un rato, el recuerdo de sueños como éste se esfuma en la nada.

Te invito a seguirme en Twitter: @Lulu__Petite (con doble guión bajo)

Hasta el jueves, Lulú Petite

 

 

TUS COMENTARIOS