Me sentí 'Caperucita', pero con un lobo cachondo

Me sentí 'Caperucita', pero con un lobo cachondo
Hace rato vi a un cliente nuevo. ¡Uf! Qué hombre. Alto, robusto, de pelo en pecho y barba cerrada
Lulú Petite
08/09/2020 - 13:49

Querido diario: ¿Qué puedo decirte? Me encanta coger. ¿Qué te digo? No me gustan los estigmas de mi oficio, pero que me hagan el amor ¡Me encanta! Sobre todo, cuando me encuentro con un hombre que sabe hacerlo.

¿Hacer el amor? Hace unos días, un babas, cuando le expliqué los detalles de mis servicios y le dije que haríamos el amor riquísimo, me respondió que “el amor, sólo lo hace con su esposa”. Entonces ¿Para qué anda buscando con quién coger? ¿Para qué me escribe? ¿Una tarea? ¿Una encuesta? La gente es caliente, pero muy fijada.

Yo al sexo le voy a seguir diciendo hacer el amor, porque en un mundo con tanta violencia y falta de paz, si una pareja, de mutuo acuerdo decide pasar un rato de besos, caricias, intimidad y desnudez, al menos por un momento, mientras la penetración se consuma y la química del orgasmo hace su trabajo, ese instante en que todo es paz y placer, no podemos llamarle de otra forma que un acto de amor, así sea de amor propio.

Hace rato vi a un cliente nuevo. ¡Uf! Qué hombre. Alto, robusto, de pelo en pecho y barba cerrada. Yo iba con mi vestidito rojo de escote pronunciado y falda putona. Me sentí la caperuza a punto de ser comida por el lujurioso lobito feroz.

Me desnudó con la mirada antes de arrancarme la ropa. Me tomó los senos con sus manos enormes apretando mis pezones. Me llevó a la cama y me besó el cuerpo con desespero. Vi los músculos de sus hombros y ¡caramba, qué espalda tan grande tiene! Subió trazando un camino de besos por mi abdomen desnudo y se sacó el miembro, hinchado y palpitando, lo tomé en mi mano y jalándolo, dije suavemente:

—¡Qué pito tan grande tienes!

—Es para cogerte mejor— Susurró entre risas.

Hasta el jueves, Lulú Petite

TUS COMENTARIOS