Lo hice con un divorciado y lo tenía riquísimo

Lo hice con un divorciado y lo tenía riquísimo

FOTO: Archivo / El Gráfico

Sexo 16/02/2021 16:59 Lulú Petite Actualizada 16:59
 

Querido diario: Alejandro: Cuando se divorció, su esposa le dijo que era un pito chico. Es crueldad, pero a veces en las catarsis de las relaciones que se acaban, se sueltan navajazos que duelan.

La verdad es que no me pareció que lo tuviera chico, es tamaño promedio. Lo que le faltaba era creatividad. Conmigo, poco a poco le va agarrando el ritmo. Cada vez lo hace mejor. La última vez me provocó un orgasmo fantástico y, neta, me salió del corazón (o del clítoris) gritarle: ‘¡Lo tienes riquísimo!’.

Creo que esa declaración en pleno éxtasis terminó por fin de borrar de su memoria el trauma aquel de pito chico.

David: Se divorció porque su mujer lo cachó cogiéndose a su hermana (a la de su mujer, claro).

Al final se quedó sin esposa, sin cuñada y con una pensión alimenticia asfixiante. Lo peor es que sigue enamorado de la cuñada. Coge conmigo para encontrar consuelo.

Le digo que ya busque otra novia, de preferencia hija única o que sólo tenga hermanos. Él dice que tener novia es difícil, lo que quiere es sexo y eso, a la larga le sale más barato conmigo.

Adrián: Le gusta que lo amarre. Le gusta que le vende los ojos y le pegue. A su exesposa eso no le gustaba.

Como un buen divorciado ahora busca a quien sí le guste. A mí me encanta. Mientras sea él quien reciba los madrazos, nomás que me diga qué tan fuertes los quiere.

Martín: Siempre me llama cuando gana su equipo de futbol. Es leal a su camiseta y siempre le apuesta al mismo.

Cuando pierde, pierde; pero cuando gana, toma las ganancias y se premia la lealtad a su equipo en una cama de motel.

Me encantan mis clientes divorciados. Ellos son algunos. Tengo varios de ese club. Hasta el jueves, Lulú Petite.

 

Comentarios