Le pedí que me lo hiciera, apenas entramos al motel

Le pedí que me lo hiciera, apenas entramos al motel
Llevé mi mano hacia atrás y atrapé su sexo. ¡Qué rico sentirlo tan duro! Saqué un condón de mi bolso y se lo entregué
Lulú Petite
26/03/2020 - 14:59

Querido diario: Estaba en el bar del motel esperando un taxi cuando me entró una llamada pidiendo informes del servicio. Le expliqué: “Sí, mira, la vamos a pasar muy bien, trato de novios, sexo oral y vaginal, etcétera, etcétera”

En la mesa de al lado, un hombre de unos 40 años me miraba mientras revisaba su celular. De pronto se levantó y se me acercó. —Hola. Perdón por la pregunta. No quiero ofenderte— Dijo —¿Estás trabajando?

Levanté la mirada de mi celular, donde monitoreaba si el taxi ya venía cerca. —Estoy esperando un taxi— Respondí —Cancélalo— Me dijo en tono de súplica —Oí tu llamada y me parece todo muy bien. Le di clic al botón de cancelar el viaje y subí con él a su habitación.

—Yo me llamo Ernesto y tú ¿Cómo te llamas? —Soy Lulú— dije —Lulú Petite —¿Cómo? ¿Eres Lulú Petite? ¿La de El Gráfico? ¿La de Twitter? —Sí —Respondí apenada. Él sonrió y se abrió el ascensor.

Apenas cruzamos el umbral, puso su mano en mi barbilla, levantó mi cabeza y me dio un beso muy apasionado.  Me dio media vuelta y me puso frente al tocador, mientras arrimaba su sexo erecto a mis nalgas y apretaba mis senos con sus manos.

Llevé mi mano hacia atrás y atrapé su sexo. ¡Qué rico sentirlo tan duro! Saqué un condón de mi bolso y se lo entregué.

—Cógeme aquí— Le pedí 

Me agaché ofreciéndole las nalgas, él se puso el condón, me penetró hasta que ambos gritamos nuestros orgasmos.

Hasta el martes, Lulú Petite

TUS COMENTARIOS