La tenía chatita pero bien choncha y rica

La tenía chatita pero bien choncha y rica
Lo vi temprano. Metió la mano por mi tanga y me tocó con suavidad
Lulú Petite
26/11/2020 - 14:57

Querido diario: Decía el martes pasado que en este negocio vamos a ciegas. Cuando alguien llama, a menos que lo conozca, no hay modo de saber. Igual puede ser un chavito mamón, que un hombre simpático o un viejito a quien no sé si se le pueda parar el aparato o el marcapasos.

Con WhatsApp, las cosas han cambiado. Cuando la cita se atiende por allí, me voy dando una idea de a quién me voy a dar, viendo su foto de perfil. Claro, no todo mundo pone su foto, Whats está plagado de paisajes, mascotas y otras jaladas. Hoy, todos mis clientes me contactaron por Whats.

Jorge, el primero, es profesor. En su perfil está él con un bulldog inglés. Lo vi temprano. Metió la mano por mi tanga y me tocó con suavidad. Rico. Pronto ya estaba húmeda. Nos metimos a la cama. No tiene el miembro largo, pero sí bastante grueso. Me levantó las piernas tomándolas de mis tobillos y me la metió de golpe. Nuestros orgasmos fueron deliciosos.

Miguel, el segundo, es abogado. En su perfil aparece con su esposa. Me saca de onda que me llamen con ese tipo de fotos, pero ni hablar, así es esta chamba, no se hacen preguntas sobre el estado civil. En persona es más guapo. Me pidió que me sentara en una silla, con las piernas abiertas. No me dejó que me quitara los tacones. Se puso de rodillas y comenzó a lamer mis pantorrillas, corvas y muslos, que puso en sus hombros antes de comerme el sexo hasta hacerme venir en su boca.

Víctor, el tercero y último de hoy, es ingeniero. Su perfil es un atardecer. Es un gordito muy amable que simplemente me cogió.

Te invito a seguirme en Twitter: @Lulu__Petite (con doble guion bajo)

Hasta el jueves, Lulú Petite

TUS COMENTARIOS