Así le gusta a él

Así le gusta a él
Lulú Petite
21/01/2020 - 09:45

Querido diario: Mario dice que lo que más lo calienta cuando vamos a vernos es el momento en que se abre la puerta del garaje y escucha los golpes de mis tacones subiendo las escaleras. Siempre me abre la puerta antes de que la toque y me recibe con una sonrisa, mostrándome sus dientes, tras esa poblada barba rubia.

Es bajito, de ojos entre azules y grises, según la iluminación, su barba le da un aspecto ruso, pero su tamaño y su permanente sonrisa, lo hacen parecer un hombre alegre. Es, además, muy inteligente.

La tiene grande. Especialmente porque él es un hombre bajito. Una pensaría que en un cuerpo todo es proporcional, pero me han tocado hombres gigantes con penes diminutos y hombres como Mario, de talla chica en la camisa, pero de talla extra grande en las trusas (por decirlo de algún modo).

Nos fuimos desnudando camino a la cama. Él se recostó boca arriba y yo, gateando, me acurruqué junto a él. Le besé los labios, luego el cuello. A él le gusta que lo haga así y se deja consentir. Cuando bajé mis besos por su pecho, tomé su miembro erectísimo y empecé a masturbarlo suavemente, sentí las gotas de su lubricación en la palma de mi mano. Seguí besándole el pecho, le gusta que le muerda las tetillas, para que le duela un poco. Me ha pedido siempre que así lo haga.

Seguí recorriendo a besos su cuello, su pecho, su abdomen, sus brazos. Siempre con mi manita entusiasta jalando la piel desnuda de su miembro erecto. Luego regresé a su boca. Allí el beso se puso más pasional. Él metía su lengua y bailaba con la mía, mientras con una de sus manos acariciaba con ansias mis senos.

Yo seguía jalando, hasta que de su miembro salió a toda propulsión un chorro de leche caliente que hizo un arco y aterrizó en el pecho de Mario, que, gimiendo vio como un segundo chorro brincaba cayendo en su abdomen y un tercero escurría por mis dedos. Sonrió.

Mario es así. Nunca cogemos, pero me llama para que nos desnudemos y le haga una paja entre besitos. Así le gusta a él y para eso me paga.

Hasta el jueves, Lulú Petite

TUS COMENTARIOS