EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Vecina de mujer que fue descuartizada en Milpa Alta vio nube anormal de moscas

Vecina de mujer que fue descuartizada en Milpa Alta vio nube anormal de moscas
(Foto: Hugo García, El Gráfico)
La roja 22/07/2021 10:59 Tristan Velázquez Actualizada 11:50
 

CIUDAD DE MÉXICO.- “Consternados” fue la palabra que usó una mujer para definir cómo se sienten los vecinos de Jacqueline Pérez, quien fue asesinada y descuartizada por su pareja, en la alcaldía Milpa Alta.

En medio del silencio y el olvido en el que se encuentra la Cerrada José Vasconcelos, en el pueblo de San Antonio Tecómitl, la vecina relató que hace dos días una inusual nube de moscas llamó su atención.

Éstas volaban hacia la azotea del edificio donde vivía la pareja. En lo más alto del inmueble había algunos de restos de Jacqueline, depositados ahí por José Alfredo.

La vecina no prestó atención a los insectos, pues aseguró que cerca de ahí crían cerdos, por lo que las moscas y el mal olor son “normales”.

Sin embargo, después un fuerte ruido se escuchó en la puerta de su vivienda, el cual la alertó. Al salir observó a José Alfredo, quien al ser descubierto por la mamá de Jacqueline trató de escapar.

Exaltada, la vecina salió pues desconocía lo que sucedía hasta que la mamá de la víctima se acercó a ella y con lágrimas en los ojos le dijo “es que ese cabrón mató a mi hija”.

“No sé qué más decir, fue horrible ese momento”, mencionó la mujer, quien frustrada y con una impotencia en su rostro lamentó el no haber podido ayudar a Jaqueline.

La noche anterior al crimen, la música a todo volumen de una fiesta retumbaba las paredes de las casas, por lo que la vecina aseguró no haber escuchado nada respecto al feminicidio de la joven.

“Quiero pensar que eso lo aprovechó este cobarde para hacer lo que hizo con la jovencita, de verdad es triste y me tiene en shock todavía”, detalló.

De acuerdo con la habitante, quien reservó su nombre por seguridad, Jaqueline únicamente salía para hacer algunas compras y cuando se le llegaba a ver con su agresor, ella caminaba sumisa y asustada.

“Muchas veces las vi y solo me saludaba, buenos días, buenas tardes, pero hasta ahí y a él nunca le dirigí la palabra, se podía percibir su agresividad”, señaló la vecina.

Ahora, la casa luce abandonada y con las ventanas abiertas. A la orilla de una marquesina se pueden observar los platos de los perros, en los que aparentemente Jose Alfredo serviría la carne de Jaqueline para darles de comer.

EL DATO

José Alfredo, de 31 años, fue detenido por mutilar con un cuchillo a su pareja, de 25, y darle de comer partes del cuerpos a sus perros.

Comentarios