HOMICIDIO

Sicario se para de silla de ruedas y acribilla a dueño de gym en CDMX, era extorsionado

Sicario se para de silla de ruedas y acribilla a dueño de gym en CDMX, era extorsionado
A las 6:40 de la mañana, la víctima de 49 años salía del estacionamiento donde vivía a bordo de una camioneta
Yara Silva
12/01/2021 - 08:00

CIUDAD DE MÉXICO.- El homicida de Daniel utilizó una silla de ruedas para llegar a su víctima. Al verlo salir de su domicilio, el atacante se puso de pie y caminó hacia el automovilista para dispararle.

Las cámaras de vigilancia de la casa de Daniel grabaron el momento en el que ocurrió el crimen. Eran las cámaras que había instalado la familia del hombre, quien era amenazado.

Lo sabía la víctima y sus familiares. Y es que los sicarios del grupo delictivo Lenin Canchola lo habían extorsionado y amenazado de muerte si se negaba a seguir entregando una cuota.

Pero él, dueño del gimnasio llamado “Olimpia”, no fue la primera víctima de la familia. Hace un año y cinco meses, su hermano Juan también fue asesinado por los extorsionadores.

Por eso, hace medio año, Daniel decidió cambiar de local en otra parte de la Ciudad; aún así lo encontraron.

Antes del amanecer de este lunes, sus agresores lo esperaban afuera del edificio donde vivía, en la colonia Mixcoac, en la alcadía de Álvaro Obregón. 

A las 6:40 de la mañana, la víctima de 49 años salía del estacionamiento a bordo de una camioneta Forte Kia de color blanco. Afuera, en la calle La Castañeda, el hombre en silla de ruedas y sus cómplices esperaban a Daniel.

Al verlo salir del domicilio, los agresores se acercaron y le dispararon en al menos 16 ocasiones. Tras las detonaciones, los homicidas abordaron dos vehículos y escaparon por el Periférico con rumbo al norte.

Fueron los balazos los que alertaron a los familiares de la víctima. Ellos salieron para intentar ayudar al hombre, pero sólo encontraron la camioneta rafagueada y al hombre muerto en su interior.

NO ES EL PRIMERO

En agosto de 2019 se creía que Daniel también había muerto en otro ataque, pero sólo falleció Juan.

Veinte meses es el tiempo que presuntamente la gente de los Lenin Canchola llevaba extorsionando a los hermanos Juan y Daniel Miranda Arévalo.

 

TUS COMENTARIOS