LE DAN PISO

Se arma la balacera en un antro en Morelos y matan a “El Yorch”, cabecilla del CJNG

Se arma la balacera en un antro en Morelos y matan a “El Yorch”, cabecilla del CJNG
(Foto: Carlos de la Fuente, El Gráfico)
La roja 14/10/2021 09:31 Carlos de la Fuente Actualizada 09:31
 

MORELOS.- Jorge Humberto Gaspar Villalba, alias “El Yorch” y sobrino del supuesto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Morelos, fue asesinado a balazos presuntamente en un enfrantamiento a tiros en un bar, ubicado en la colonia Rubén Jaramillo, en Temixco. 

Ayer, a la 1:30 horas, “El Yorch”, de 27 años —supuesto familiar de Crispín Gaspar Cortés— se encontraba al interior del bar “Kalua”, localizado dentro de la plaza “El Güaje”, sobre la avenida Plutarco Elías Calles. 

Aparentemente, Jorge Humberto se encontró con supuestos rivales y, minutos después, comenzaron un enfrentamiento a balazos en el local y en el estacionamiento de la plaza. 

Luego del intercambio de tiros, “El Yorch” resultó herido de bala, por lo que sus amigos lo subieron a un vehículo Jetta y lo trasladaron al Hospital Comunitario de Temixco, hasta donde también llegó un mesero que recibió un balazo.

Jorge Humberto murió a consecuencia de sus lesiones, mientras el otro herido fue intervenido quirúrgicamente y los médicos lograron salvarle la vida. 

Trascendió que “El Yorch” se quedó al frente de la plaza en el municipio de Temixco por órdenes de su tío, “El Crispín” o “El Cris”, detenido en abril de 2020 y quien actualmente está preso.

 

- FAUNA SÓLO DEJA DOS HUESOS, EN TEPETLAOXTOC

Entre el pasto y semienterrados en un predio rural de este municipio, policías del Estado de México encontraron los huesos de una persona. El hallazgo ocurrió en el rancho El Temachal, barrio del mismo nombre, donde se reportó que había un entierro clandestino.

Cuando los policías llegaron, encontraron un cráneo incompleto y un hueso largo, aunque en el momento no pudo determinarse si pertenecía a una pierna o un brazo.

Ninguno de los restos tenía carne ni tejidos, pues ya habían sido devorados por animales o estaban disueltos por el efecto del tiempo. Pese a que se hizo una búsqueda de más restos, sólo se hallaron esas dos piezas óseas.

Peritos de la Fiscalía de Justicia del Estado de México intervinieron el sitio para empacar los restos y llevarlos al forense de Texcoco para comenzar las investigaciones sobre la identidad de la persona y la causa de su muerte. 

Comentarios