EN EL ESTADO DE MÉXICO

Rescatan cadáveres de mamá y su niño en Cerro del Chiquihuite, así los encontraron tras 11 días

Rescatan cadáveres de mamá y su niño en Cerro del Chiquihuite, estaban bajo pesada piedra
(Foto: Archivo El Gráfico)
La roja 21/09/2021 22:13 Actualizada 22:13
 

ESTADO DE MÉXICO.- Luego de que el pasado 14 de septiembre fuera rescatado el cuerpo de la pequeña Mía Mayrín de tres años, en la zona donde se derrumbó una parte del Cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, este martes fueron localizados los cadáveres de su mamá y hermanito.

Los cuerpos de Paola y de su hijo Jorge Dilan fueron ubicados bajo una piedra de más de 200 toneladas.

Esto, a 11 días de que en la zona se registrara un derrumbe que sepultó al menos 10 viviendas, luego de que días antes se registrara un sismo y fuertes lluvias, lo que pudo reblandecer la tierra.

Binomios caninos de la Guardia Nacional y la Marina lograron ubicar el sitio donde se encontraban los cuerpos de la madre de 21 años y Dilan, de 5, confirmaron fuentes municipales.

El 10 de septiembre, cuando ocurrió el deslizamiento de rocas, Paola Campos y los pequeños Jorge Dilan y Mayrin, se encontraban en su habitación.

“Mis nietecitos estaban ahí, uno de 5 años y una de 3 y mi nuera de 21 años, no sabemos nada”, contó la suegra de Paola durante los primeros días.

El 14 de septiembre, 4 días después de la tragedia, rescatistas habían logrado recuperar el cuerpo de la pequeña Mía Mayrín, quien fue sepultada en un panteón de la Colonia Lázaro Cárdenas.

Jorge Mendoza, el padre de los pequeños y quien durante las primeras horas trató infructuosamente de localizar a sus seres queridos, había manifestado en varias ocasiones su preocupación por la falta de resultados.

El joven, de 24 años, relata que el 10 de septiembre, el día del deslave, trabajaba en una obra en la parte baja de la colonia Lázaro Cárdenas.

“Acabábamos de poner una loza y los vecinos de al lado dijeron que en el Calvario [donde estaba su casa] ocurrió un derrumbe. Volteé a ver hacia allá y ya no se veían las casas, sólo la de color rosa”.

Luego de vivir 12 años en las faldas del cerro del Chiquihuite, seis de ellos junto a Paola, “nunca me imaginé que se fuera a caer el cerro, pero llegó su momento”. 

“En un sismo caen lozas, casas, aquí no fue una vivienda, aquí fue un pedazo de cerro que se deslavó”, lamentó. 

Recuerda que cuando llegó “no podía ni creer que hubiera desaparecido [mi casa], sentía impotencia, desesperación y empecé a buscar a Paola, primero con su mamá, con quien acostumbraba estar, pero no estaba; volví y junto con muchos vecinos empezamos a mover piedras”, pero no encontraron a su esposa ni a sus hijos.

Por ello, mientras sus vecinos acudían a registrarse al padrón de afectados, que suma 178 familias, Jorge repetía: “no quiero casa, quiero mis cuerpos”, que no se detenga la búsqueda; “aquí voy a seguir”.

“Mis patrones me dijeron que ahora más que nunca necesitaba trabajar, pero les dije: ‘No, mi prioridad es mi familia, no me voy a ir hasta encontrarlos’.

Ahora no me interesa el dinero, mi mente está focalizada aquí, en encontrar mis cuerpos, ya sacándolos..., podré empezar otra vez de cero, porque me quedé sin nada”.

EL DATO

Este hallazgo y rescate se realizó 11 días después del derrumbe registrado el 10 de septiembre en la calle Alacrán en lo alto de la colonia Lázaro Cárdenas segunda sección, con lo que suman cuatro personas muertas, tres de la familia Mendoza Campos y Mariana Martínez Rodríguez, una joven estudiante de la Facultad de Filosofía y letras de la UNAM, en tanto que Jessica fue rescatada con vida, sólo con lesiones. Con información de Rebeca Jiménez e Ignacio Ramírez.

Comentarios