FUERZAS FEDERALES PATRULLAN LAS CALLES

Poco a poco, habitantes de Culiacán vuelven a la calma

violencia balacera culiacán sinaloa
López Obrador afirmó que aunque los conservadores y autoritarios quieran que gobierne de otro modo, la doctrina de su gobierno es la hermandad, la no violencia y el amor al prójimo
Redacción
21/10/2019 - 19:00

Por Cabrera, Espino y Alcántara

CULIACÁN.— La tranquilidad regresó ayer a Culiacán. El retiro de los rastros de enfrentamientos, la reparación de daños causados a negocios y viviendas y el fortalecimiento de patrullajes mixtos, entre Ejército y Policía Estatal, volvieron a dar vida a la capital de Sinaloa que el jueves pasado vivió horas de terror, tras la captura de Ovidio Guzmán López.

Poco a poco, ciudadanos retornaron a sus actividades de fin de semana, de convivir con la familia, visitar parques o salir de compras.

Elementos de Sedena, Guardia Nacional, Policía Federal y Fiscalía iniciaron un operativo conjunto en los límites entre Chihuahua y Sinaloa para evitar el “efecto cucaracha”. El titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Óscar Aparicio, informó que se instalaron filtros para localizar a los reos que se fugaron y que podrían intentar internarse en Chihuahua.

AMOR AL PRÓJIMO

Ayer, el presidente López Obrador afirmó que aunque los conservadores y autoritarios quieran que gobierne de otro modo, la doctrina de su gobierno es la hermandad, la no violencia y el amor al prójimo. 

Justificó que la decisión de liberar a Ovidio Guzmán, tras un fallido operativo para capturarlo, fue muy difícil, pero muy humana porque decidió que primero está la vida de los seres humanos.

“Acabamos de tomar una decisión difícil, pero muy humana, en el conflicto de Culiacán decidimos a la vida de los seres humanos, no a la violencia sí a la paz y la tranquilidad”, expresó. Mientras tanto, el PAN presentó ayer una denuncia de hechos ante la FGR, contra el Presidente y el secretario Durazo, por liberar a Ovidio Guzmán.

 

TUS COMENTARIOS