Ya son clientes

Plomean a tres cuando ingerían bebidas alcohólicas, en Iztapalapa

En menos de cuatro meses han ejecutado a tres personas de una misma familia en Santa María Tomatlán

La roja 17/10/2018 05:29 Jorge Arturo Sánchez Actualizada 09:02
 

Debajo del arco que anuncia la entrada al pueblo de Santa María Tomatlán se reúnen agentes en motocicletas, patrullas y hasta en un camión blindado de la SSP. Están ahí porque al menos 12 horas antes se repitió un escenario que ya es común en las calles de Iztapalapa: hombres armados acribillaron a sus víctimas, quienes bebían en la vía pública.

Esta vez, el objetivo fueron tres habitantes de la colonia Santa María Tomatlán, entre los que se encontraba un mecánico. La noche del lunes, los hombres todavía no destapaban sus cervezas cuando de una Honda CRV bajaron dos hombres y les dispararon. Sólo uno sobrevivió. El ataque ocurrió en la esquina de Próspero García y Callejón de los Pinos, a unos metros de donde el 6 de septiembre asesinaron a otros tres, que también pisteaban en la calle; una de las víctimas fue “El Rifles”.

El caso más violento que se ha registrado en los últimos meses fue el del 4 de julio, cuando otras cuatro personas fueron asesinadas en el Callejón de Granada. Se sabe que en aquella ocasión, los tres jóvenes festejaban que uno de ellos se había recibido. De pronto llegó corriendo un cuarto sujeto, al que iban persiguiendo y las balas los alcanzaron a todos.

Las investigaciones revelaron que el hombre al que acechaban era un narcomenudista conocido como “El Rigo”, quien ya contaba con dos ingresos a prisión.

En ese entonces murieron dos hombres que tenían parentesco con una de las víctimas que fallecieron la madrugada de ayer. En menos de cuatro meses ya suman tres muertes en un mismo núcleo familiar.

Los vecinos calculan que la situación se recrudeció hace tres años y estiman que desde que inició la ‘Cacería de Brujas’ han muerto unas 25 personas. El toque de queda, vagamente consensuado entre algunos pocos, deja en evidencia que Santa María Tomatlán ya no es el ‘pueblo quieto’, como antes se le llamaba.

Comentarios