PIDIÓ AYUDA A UN AMIGO

Piden que caso Daniela se tipifique como feminicidio; desapareció tras abordar taxi en CDMX

daniela ramirez ortiz feminicidio tlalpan cdmx taxi
Tras recoger los restos de su hija, tres meses después de que desapareció, la familia los cremó en una funeraria de la colonia Doctores
Yara Silva
07/08/2019 - 06:35

La familia de Daniela Ramírez Ortiz recibió un ataúd con los restos de la joven. A las puertas del anfiteatro, ellos acusan que tienen el cuerpo pero no un avance en la investigación.

Ayer, antes de las 11:00 de la mañana, la madre de la víctima salió a bordo de una carroza fúnebre en la que transportaron los restos de la joven.

La entrega ocurrió tres meses después de que la joven de 18 años desapareciera tras abordar un taxi. Desde entonces, la Procuraduría capitalina no ha logrado detener al conductor que la noche del 19 de mayo llevó a Daniela hacia una zona en despoblado de Parres. Esa noche, la joven salió de trabajar en una pizzería ubicada en la alcaldía de Xochimilco. Abordó un taxi que la llevaría hacia una fiesta en el pueblo de San Andrés en donde se reuniría con compañeros.

Pero ese misma noche, la joven envió mensajes de auxilio a uno de sus amigos. En el texto, ella decía que el taxista la llevaba a una zona afuera de la ciudad y que iba con rumbo hacia Morelos.

Ese teléfono celular, tampoco ha aparecido y según el padre de Daniela, el aparato es esencial para que la investigación no quede paralizada.

Y es que no es la primera ocasión en que son ignorados por las autoridades.

El 11 julio debieron manifestarse a las puertas de la Procuraduría porque casi dos meses después de la desaparición de la joven, las autoridades no había asistido a la zona de Parres.

Sólo unos días después de que los familiares llamaran a los medios, la Procuraduría realizó un rastreo en la zona donde se ubicó por última vez la señal del celular de la joven, y ahí hallaron la ropa y los restos de Daniela. 

Por ello, los familiares dicen que de nueva cuenta, la indagatoria se ha paralizado. Ellos, sólo tienen el cuerpo de su hija y dos líneas de investigación inconclusas. Una de ellas, señala al taxista como sospechoso de la muerte de la joven.

La segunda línea presume a pobladores de la zona de Parres como los responsables de haber asesinado a Daniela.

Tras recoger los restos de su hija la familia los cremó en una funeraria de la colonia Doctores. Así, con cenizas dentro de una urna los padres piden que el crimen cometido contra su hija se tipifique como feminicidio.

 

TUS COMENTARIOS