Tenía problemas de conducta

Niño de 12 calló con almohada y apuñaló a su hermanito de 4 por celos, en CDMX

Adolescente le pone una almohada a nene de 4 años, le entierra cúter en unas siete ocasiones y regresa a dormir
Redacción
20/12/2018 - 09:01

Por I. Ramírez y D. Fuentes

Un adolescente de 12 años apuñaló a su hermanastro de cuatro hasta matarlo porque sentía celos por la atención que sus padres le dedicaban al más pequeño de la familia.

El homicidio ocurrió la noche del martes en la casa del reconocido pintor Daniel Lezama, ubicada en la colonia Nativitas, en Benito Juárez.

Era cerca de la medianoche del martes cuando en la vivienda marcada con el número 75 de la calle Refugio, entre Elena y Emma, Jorge Saúl, de 12 años, tomó una almohada para asfixiar al pequeño Martín.

Con un cúter, el adolescente hizo un corte en el cuello del pequeño de unos 15 centímetros; luego se lo enterró en al menos siete ocasiones, para después taparlo como si el niño siguiera dormido; luego regresó a su cama. Fue hasta la mañana de ayer, que la nana de los pequeños, —quien también cuidaba al resto de los hermanos: Miguel Ángel, de 17, Carolina Elizabeth y Hazel, ambos de 10—, descubrió el cuerpo ensangrentado.

Aunque en la casa se encontraban todos los menores, así como la mujer que los atendía, nadie escuchó la agresión. Tras el hallazgo, la mujer llamó a los servicios de emergencia.

LA CONFESIÓN. En el interrogatorio inicial, Jorge Saúl confesó que lo había matado durante la noche sin que nadie se diera cuenta porque sentía celos de él; asegurando que le ponían más atención a Martín que al resto de sus carnales.

La familia estaba integrada por los padres, Daniel Lezama y Reina Cuenca —quien se encontraba fuera de la ciudad—, cuatro hijos adoptados y el pequeño Martín, quien era el único concebido entre ambos.

La nana dijo que la madre vive en Puebla, mientras que el papá habita en un departamento de la calle Zempoala, en la Narvarte, a quien dijo le notificó de inmediato lo sucedido.

Extraoficialmente, se informó que Jorge asistía a terapia por problemas de conducta, principalmente contra Martín. Además, golpeó a sus compañeros sin motivo aparente.

 

TUS COMENTARIOS