Evidencian a policías del Edomex por homicidio de hombre en una riña

Evidencian a policías del Edomex por homicidio de hombre en una riña
(Foto: Especial)
La roja 09/10/2021 19:16 Ignacio Ramírez Actualizada 13:00
 

CHIMALHUACÁN.- En un nuevo caso de presunto abuso de policías municipales de Chimalhuacán, un hombre murió y otro resultó lesionado durante una riña en la Colonia Ampliación San Pablo, del Ejido Santa María de este municipio.
 
En videos compartidos en redes sociales se aprecia el momento en que los dos municipales se lían a golpes con dos civiles –identificados como Roberto y Aníbal-, en la esquina de Talabarteros y Camino Real, la tarde del viernes.
 
La grabación muestra que uno de los agentes cae al suelo y es golpeado por Aníbal, mientras que el otro uniformado derriba a Roberto y tras darle tres patadas, desenfunda su arma y le dispara en la pierna a Aníbal.
 
Sin embargo, además de herir a Aníbal, el proyectil se alojó en el tórax de Roberto mientras se encontraba tendido en el suelo, donde falleció alrededor de las 16:30 horas.
 
Aunque en un comunicado la Alcaldía de Chimalhuacán sostiene que los oficiales buscaban neutralizar una riña y fueron retenidos y golpeados, no mencionó el homicidio.
 
En contraste, los familiares de Roberto narraron que todo inició por una pelea de niños, en la que Roberto discutió con la madre de uno de ellos –identificada como Jessica-, y ésta llamó a los uniformados, con quien al parecer tiene parentesco.
 
“Él (Roberto) había ido a hablar con la señora para que sus niños ya no se estuvieran peleando, la señora lo tomó a mal y marcó a los policías”, contó Ana, hermana de Roberto.
 
“Mi hermano había regresado de echar un colado, se había tomado unas cervezas y cuando llegaron los policías, lo vinieron a sacar de la casa a él y a uno de sus compañeros”.
 
Aníbal fue trasladado a un hospital de la región, donde se reporta en condición grave. En tanto, Roberto, quien trabajaba como ayudante general, dejó en orfandad a un niño de 10 años y una niña de 8.
 
Al ver que la bala le había quitado la vida a Roberto, sus conocidos y vecinos arremetieron contra las patrullas y las incendiaron, pues arribaron más elementos que pretendían rescatar a los dos policías involucrados, uno de ellos identificado sólo como “Comandante Granillo”, quien habría efectuado los disparos.
 
“Fue gracias a la Guardia Nacional que los detuvieron (a los policías), porque sus compañeros querían guardarlos en la comandancia municipal y ya no los iban a poder sacar, ellos nos ayudaron a presentarlos en el MP”, agregó Ana.
 
Los deudos de Roberto Martínez Augurio, quien será sepultado este domingo, exigen justicia y castigo a los policías responsables.
 
“Yo pido a las autoridades que se haga justicia porque no se vale que me hayan quitado a mi hermano de esa manera, lo mataron enfrente de mis hijos y de varios niños más”, reclamó la hermana.
 
“Era detenerlos y trasladarlos al MP y no lo hicieron, tomaron justicia por su propia mano, un policía es esposo o familiar de la señora Jessica, ella ya se fue a la fuga, mi hermano no estaba armado no tenían por qué dispararles”.
 
La Fiscalía de Justicia del Estado de México realiza las investigaciones para determinar responsabilidades.

Comentarios