Mandó ejecutar a 'Pancho Cayagua'

'El Betito' se cambió rostro y nombre para despistar, en CDMX

El líder de La Unión de Tepito se cambió los apellidos y sacó cinco licencias de conducir

(Foto: Archivo El Gráfico)
La roja 12/10/2018 09:08 Redacción Actualizada 09:08
 

Por David Fuentes

El 11 de octubre de 2017 fue una fecha clave para la delincuencia de esta ciudad, se concretó el crimen del líder fundador de La Unión de Tepito, Francisco Javier Hernández Gómez, “Pancho Cayagua”; los avances en la investigación apuntan que el autor intelectual fue Roberto Mollado Esparza, “El Betito”.

Información recopilada por autoridades federales da cuenta que “El Betito” ordenó ejecutar a “Pancho Cayagua” para quedarse con el Cártel de Tepito. Fue capturado hace dos meses con su guardaespaldas en Tlalpan. Un juez ordenó que fuera recluido en un penal de máxima seguridad en Veracruz; durante el juicio se revelaron detalles importantes sobre su identidad. 

Un trabajo de inteligencia reveló que el criminal que por más de 10 años se apoderó de la actividad delincuencial en la zona centro no es quien todos creen. Su nombre real es José Alberto Maldonado López. 

Es decir, “El Betito” intentó engañar a las autoridades para no ser identificado ni detenido, incluso este mismo argumento es el que su defensa utiliza ante el juez para exigir que sea liberado.

LINAJE CRIMINAL. El documento de investigación da cuenta que toda la familia de “El Betito” tiene antecedentes criminales, en este sentido destacan que José Alberto Maldonado López (su nombre verdadero) desde el 2001 se cambió los apellidos a Mollado Esparza, con los cuales obtuvo al menos cinco licencias de conducir diferentes. En ellas se muestra la evolución en su fisionomía y aunque desde esas fechas ya era delincuente, nunca fue detenido cuando realizó los trámites.

El trabajo de inteligencia revela que en el 2008 José Alberto Maldonado López fue detenido por robo a mano armada a un transeúnte, en esa fecha se dedicaba al robo de relojes de alta gama en Polanco y Condesa, sólo estuvo ocho meses en prisión y al salir tramitó su primera licencia ya con los apellidos Mollado Esparza. 

Comentarios