Presuntos homicidas huyen

Delincuentes fingen accidente para asaltar camión y asesinan a custodio, en Azcapotzalco

delincuentes fingen accidente balean custodio en azcapo
El conductor del camión se dirigía al municipio de Naucalpan con una carga de memorias USB, valuada en 2.7 millones de pesos
Redacción
14/08/2019 - 06:55

Para perpetrar un atraco, un grupo de delincuentes simuló un percance vial, pero al ver que un custodio viajaba armado en el camión que intentaban robar, lo asesinaron para luego darse a la fuga sin concretar el asalto, en calles de Azcapotzalco.

Ayer, poco antes de las 11:00 de la mañana, Jesús Ponce, de 32 años, manejaba un camión de carga tipo Hino. El hombre se dirigía al municipio de Naucalpan con una carga de memorias USB, valuada en 2.7 millones de pesos. Junto con él viajaba Antonio Martínez, un guardia de la empresa de seguridad ARES, encargado de custodiar la mercancía. 

RECIBE TIRO EN LA CABEZA. Cuando la unidad avanzaba sobre la calle de Tecpan, casi esquina con Ferrocarriles Nacionales, colonia Clavería, un auto Tsuru que iba delante de ellos frenó intempestivamente, por lo que detuvieron su marcha; de inmediato, el conductor del auto particular se echó de reversa e impactó en la defensa del camión de carga.

Metros adelante, el hombre que iba al volante del Nissan pidió al operador del camión que se orillara para ver el golpe. Así lo hizo el chofer, sin embargo, cuando supuestamente analizaban los daños, se escuchó un disparo. Al regresar el operador a la cabina del camión, observó que el custodio que lo acompañaba, y que iba armado, estaba recostado sobre el asiento, ya sin vida.

La puerta del camión de carga, que por seguridad tiene blindadas las ventanillas y el parabrisas, estaba abierta.

ESCAPAN SIN BOTÍN. El chofer intentó regresar a dialogar con el conductor del Tsuru, pero éste ya se había retirado. Vecinos que escucharon el disparo llamaron a policías de la zona, quienes se percataron de que el custodio ya había muerto.

Peritos hallaron en el posapies de la unidad, un casquillo de un arma calibre 9 milímetros. Fajada en la cintura del guardia quedó su pistola, del mismo calibre, pero que no pudo usar para defenderse. Sospechan que los agresores, al ver al guardia muerto, decidieron escapar.

Hasta el sitió llegaron representantes de la empresa, quienes aseguraron que el valor de la carga era aproximadamente de 2 millones 760 mil pesos y que pertenecía a una empresa con domicilio en Naucalpan. 

 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS