Van 300 casos desde enero hasta agosto

Conoce el modus operandi de grupos delictivos en CDMX para robar a través de Internet

Los criminales utilizan ofertas tentadores para ‘enganchar’ a sus víctimas; operan en Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Coyoacán y Tlalpan

Conoce el modus operandi de grupos delictivos en CDMX para robar a través de Internet
La roja 16/08/2019 15:00 Redacción Actualizada 15:00
 

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México detectó a un grupo delictivo que se dedica a estafar a personas, con tentadoras ofertas para adquirir vehículos, propiedades, dispositivos electrónicos, entre otros, a través de Internet.

De acuerdo con reportes, a esta banda se le acusa del homicidio de tres personas en los últimos dos meses, entre las cuales se encuentra una mujer y un hombre de la tercera edad, quienes iban a comprar un automóvil “en remate”.

El Consejo Ciudadano de la CDMX informó de la comisión de 300 acciones de este tipo, entre el 1 de enero y el 12 de agosto, cuyo modus operandi es la publicación de productos con la promesa de un precio muy por debajo del normal y con frases como “Urge” u “Oportunidad única”.

Según Salvador Guerrero Chiprés, estas agrupaciones “son muy sofisticadas y tienen toda una estructura para engañar y estafar a sus víctimas”, y, aunque aseguró que otras improsivan o replican la forma de actuar, algunas se manejan en altos niveles de violencia: “esos fueron los que cometieron el homicidio más reciente”.

Las primeras investigaciones de la PGJ indican que la banda más peligrosa está conformada por dos hombres y cuatro mujeres, dos adultas y dos jóvenes, quienes anuncian en plataformas como Facebook, Mercado Libre o Segunda Mano, productos con un costo de hasta 40 mil pesos, en autos 2015.

En la venta de inmuebles en colonias como Condesa, Narvarte o Roma, el ‘gancho’ es que se pueden apartar con 20 mil pesos, pero, al momento de la compra, los afectados son asaltados y les arrebatan la vida en caso de oponerse.

Información del Consejo Ciudadano apuntan que los estafadores, que fingen ser jóvenes de clase media alta, operan principalmente en Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Coyoacán y Tlalpan; y otro argumento que utilizan para cazar a sus presas es que ya no usan los productos, puesto que, “buscan comprarse algo mejor”.

Comentarios