Bar “La Odisea”

Chava encara a delincuente durante atraco y él la mata, en Coyoacán

Atracaban a comensales, pero mujer encara a uno de los asaltantes y lo reta a disparar; él le da dos tiros por la espalda

(Foto: Archivo El Gráfico)
La roja 25/09/2018 06:48 Redacción Actualizada 09:16
 

Por David Fuentes

Fabiola, de 45 años, fue asesinada cuando comía con sus amigos en el bar La Odisea, de la alcaldía de Coyoacán, porque la mujer no acató las órdenes de un ladrón.

El crimen ocurrió en el establecimientos ubicado sobre Canal de Miramontes y Ciruelos, de la colonia Cipreses. Según testigos, dos clientes —un hombre y una mujer—, ingresaron al local y se hicieron pasar como clientes. Después de tomarse un par de cervezas, los presuntos delincuentes se levantaron de la mesa en la que estaban y desenfundaron dos pistolas tipo escuadras.

RECHAZA TIRARSE AL PISO. El varón gritó que se trataba de un asalto y les pidió a los clientes que se tiraran al piso y así lo hicieron todos menos la víctima a quien identificaron como “Fabiola”. 

Mientras eso sucedía, la otra delincuente paso lugar por lugar y se llevo celulares, carteras, bolsos, relojes, joyas y otros accesorios.

Cuando los delincuentes llegaron con Fabiola, le dijeron que se tirará al piso como todos, ella les dijo que no. Según lo asentado en la carpeta de investigación FCY/COY/UI-3 CD/01557/09-2018, la víctima increpó al delincuente, les gritó que no podía recostarse en el piso, luego les dijo que ya tenían su bolso y su teléfono celular y era todo lo que ella tenía.

Según los testimonios recabados, pues en el bar estaban al menos 12 clientes, Fabiola, ya de rodillas, miró a los ojos al delincuente y le dijo: “Jálale cabrón, si es que tienes muchos huevos”.

DESAFÍO. Luego de que retara al ladrón, este se colocó en la espalda de ella y respondió: “Para que sepas que sí tengo muchos huevos”, y disparó en dos ocasiones.

El cuerpo de Fabiola quedó hincado en medio del bar, con su rostro en el piso.

Tras el homicidio, los delincuentes escaparon sin que hasta el momento las autoridades tengan una idea de su paradero, pues aunque el bar cuenta con cámaras de seguridad, los administradores dijeron que desde hace más de un mes no sirven.

FRECUENTABA EL LUGAR. Los empleados del bar La Odisea detallaron a las autoridades que Fabiola era una cliente frecuente, aseguraron que visitaba el lugar por lo menos dos veces por semana y que por diversas pláticas, sabían que vivía muy cerca del bar, sólo cruzando la avenida Canal de Miramontes.

Comentarios