EN LA CDMX

Cadáver estuvo cuatro días encajuelado en Iztapalapa; mal olor delató el crimen

Debido a que no portaba identificaciones, elementos de la Procuraduría capitalina realizaron una dactiloscopia

Hallan encajuelado gracias fétido olor
Foto: Archivo El Gráfico
La roja 20/06/2019 09:20 Redacción Actualizada 18:17
 

El cadáver de Fernando permaneció cuatro días dentro de la cajuela de un automóvil estacionado en calles de la alcaldía de Iztapalapa. Ayer, el cuerpo del hombre fue hallado por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y peritos de la Procuraduría de la CDMX.

Fue sobre la calle Catarroja esquina con Calle 11, de la colonia Cerro de la Estrella, donde los homicidas del hombre decidieron abandonar el auto con los restos al interior.

Tras varios días de ver estacionado el Nissan Versa gris, con placas 739-XMF de la Ciudad de México, los vecinos de la zona denunciaron ante las autoridades que el vehículo estaba abandonado. 

PUTREFACTO. Agentes llegaron y se percataron de mal olor que provenía de la unidad por lo que dieron vista a los peritos, quienes para agilizar las investigaciones pidieron una grúa que arrastrara la unidad hasta la Coordinación Territorial IZP-8.

SIN HERIDAS DE BALA. Fue ahí donde se percataron que la víctima tenía las muñecas y los tobillos amarrados con un lazo de 4 centímetros. También, determinaron que no tenía lesiones por arma de fuego y sólo vestía una playera blanca con un pantalón negro; en los brazos se le alcanzaban a ver algunos tatuajes y tenía el rostro completamente hinchado.

Debido a que no portaba identificaciones, elementos de la Procuraduría capitalina realizaron una dactiloscopia con la que se determinó que el cuerpo pertenece presuntamente a Fernando Valdemar Peralta, de 32 años.

Al consultar en número de serie del auto Nissan Versa, se supo que éste cuenta con reporte de robo y estaba a nombre de una persona con domicilio en calle Ecuador, del centro de la Ciudad de México. Además descubrieron que tenía placas sobrepuestas, pertenecientes a un auto Mercedes Benz, cuyos dueños viven en Santa Fe. Los engomados y los hologramas de verificación también estaban alteradas. 

Los agentes encargados del caso intentaron recabar imágenes de las cámaras de seguridad de una empresa aledaña lugar, ya que en la zona no existen cámaras del C4, sin embargo éstas sólo tienen mecanismo de monitoreo y no de grabación por lo que buscan más pistas para dar con los responsables.

Comentarios