NO SABE NADA DE LAS DOCTORAS

Bebé muere por negligencia médica en Coacalco, sus padres exigen justicia

Bebé muere por negligencia médica en Coacalco, sus padres exigen justicia

Foto: Archivo El Gráfico

La roja 27/06/2021 09:57 Tristan Velázquez Actualizada 16:40
 

COACALCO .– La ilusión de Ricardo Vázquez de formar una familia se derrumbó, luego de que su bebé murió horas después de haber nacido, aparentemente, por el descuido de personal médico y enfermeras de una clínica privada en el municipio de Coacalco.

Darle vida a un nuevo ser fue completamente planeado, fueron nueve meses de espera, ultrasonidos, compras, visitas al ginecólogo, hasta que por fin llegó el día.

El pasado 11 de junio, la esposa de Ricardo entró en labor de parto. Ambos acudieron a la “Clínica Integral Materno Infantil”, ubicada en el 182 de la avenida Carlos Pichardo Cruz, en la colonia Santa María Magdalena, en donde llevaron a cabo todo su proceso de embarazo.

Alrededor del mediodía, la pequeña Emily nació.

Comenzaron sus primeras horas de vida de la pequeña y todo iba bien. Repentinamente, durante sus primeros horarios de alimentos no quiso comer, lo que alarmó a Ricardo y pidió apoyo de las enfermeras, quienes únicamente la trasladaron a los cuneros para intentar alimentarla.

El reloj seguía su curso y la bebé se resistía al alimento, por lo que la ginecóloga que atendió a la pareja llegó hasta el lugar para saber qué ocurría. Ella ordenó que se le canalizara y medio de una intravenosa se le suministrara suero.

Diez minutos después comenzó el tormento, desde la sala se escucharon gritos, por lo que Ricardo salió corriendo del cuarto de su esposa y vio que su bebé estaba siendo reanimada por la especialista, mientras que una enfermera y una acompañante, aparentemente la hija de la ginecóloga, intentaban conectar unas mangueras, a lo que fallaron y su hija falleció.

“Yo sólo veía que intentaban revivir a mi hija, buscaban medicamentos, pero nada les salió bien, no tengo idea qué le canalizaron, pero qué casualidad que después de eso falleció”, expresó el padre.

Después de que se certificó la muerte de la bebé, las interminables horas ante las autoridades y el deambular de un lugar a otro comenzó para Ricardo, incluso, aseguró, a la clínica llegó un convoy de patrullas de la Policía Municipal, pero no para detener a la ginecóloga, a su hija y a la enfermera, sino para escoltarlas.

“Pensé que después de hacer mi denuncia ante el MP irían por ellas para detenerlas y que rindieran su declaración, pero sólo se las llevaron y no se ha sabido nada de ellas”, aseguró Ricardo.

Después del incidente, la clínica fue clausurada y se le colocaron sellos de suspensión de actividades, sin embargo, Ricardo mencionó en entrevista que hasta hace unos días acudió al lugar y pese a que están colocados los sellos, ésta sigue dando servicio.

En tanto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México tomó conocimiento de los hechos, por lo que ya se encuentran realizando las pruebas de patología para determinar las causas de la muerte, y de ser el caso, se investigue como negligencia médica.

“Yo sé que ya nada me va a regresar a mi hija, pero quiero que se haga justicia y que todo el proceso sea justo, porque no se vale que nos hayan hecho esto a mí y a mi familia”, mencionó.

 

Comentarios