Vecinos viven con miedo

Aumenta el índice de crímenes y robos en la comunidad de San Pablo Autopan

Aumenta el índice de crímenes y robos en la comunidad de San Pablo Autopan
La delegada señaló que aunque han recibido reportes de la presencia de narcomenudistas y camionetas de lujo blindadas, donde viajan hombres armados, no se han formalizado las denuncias
Alma Ríos
14/11/2019 - 09:58

TOLUCA.— La riqueza cultural de San Pablo Autopan se ha visto opacada por la ola de violencia que le ha robado la tranquilidad a este pueblo Otomí durante este año.

Tan sólo el martes pasado, Miriam Jazmín, vecina del barrio de Jesús, segunda sección, fue encontrada sin vida en la vía pública de San Carlos Autopan. La joven de 22 años, mamá de dos pequeñas, había desaparecido el lunes, después de haber llevado a una de sus hijas a la escuela.

Los vecinos se preguntaron dónde estaban en ese momento las nuevas patrullas que presumió el alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez.

Pero ese crimen no ha sido el único que ha sufrido este pueblo indígena en los últimos meses. En junio pasado, fue hallado un hombre muerto y maniatado en una laguna ubicada sobre la carretera de Palmillas. Un mes después, los vecinos reportaron el hallazgo de una persona sin vida sobre un camino de terraceria que conecta con Jicaltepec.

“Han venido a tirar cuerpos, es por falta de seguridad, falta mucha vigilancia, tenemos patrullas, pero necesitamos más elementos, de nada nos sirve tener patrullas si no tenemos elementos”, señaló Paz Telléz, segunda delegada de la comunidad.

“Esto no es de ahorita, pero la ola de violencia nunca se había visto como ahora. Hace un año también se encontró un cuerpo por el Cerro del Perico", añadió. 

A lo anterior se han sumado casos de lesiones, violencia intrafamiliar, robos a transeúnte, comercio y asaltos a transporte público, aunque autoridades locales y lugareños piensan que no son de la comunidad.

La situación es grave; al caer la noche, los comerciantes bajan las cortinas y los lugareños prefieren resguardarse en sus casas. “Yo cierro mi negocio a las 6:00 de la tarde porque más noche está canijo para salir", añadió Santiago, lugareño.

La delegada señaló que aunque han recibido reportes de la presencia de narcomenudistas y camionetas de lujo blindadas, donde viajan hombres armados, no se han formalizado las denuncias. 

Lo anterior ha generado que vecinos, como los de Manuel Gómez Pedraza ya se estén organizando para hacerle frente a los delincuentes, lo que no puede desestimarse, puesto que en el pueblo también han ocurrido intentos de linchamientos. Ante esta situación, habitantes exigen reforzar la seguridad en la zona, para recuperar la tranquilidad.

 

TUS COMENTARIOS