ATRAPADAS EN LA VIOLENCIA

Asociación le tiende la mano a mujeres víctimas de violencia, en la CDMX y Edomex

asociación ayuda mujeres víctimas violencia de género estado de méxico cdmx
Contexto de pobreza, factor que determina a víctimas de feminicidio, señala Francisco J. García, representante de Equidad y Género
Tanya Guerrero
06/08/2019 - 12:59

Si hoy naciera una niña y tuviera garantizado el acceso a la educación y al deporte; si gozara de escuela, si tuviera trabajo garantizado y se convirtiera en una mujer autosuficiente económicamente, la posibilidad de que ella se convierta en una víctima de un feminicida disminuiría drásticamente.

“El feminicidio y todos los demás delitos están enlazados a la repartición de la cultura y de la riqueza. Mientras más pobreza, mayor marginación y mayor índice de opresión hacia la mujer”, comenta el doctor Francisco Javier García Ramírez, académico y representante de la Asociación Equidad y Género, quien afirma que la erradicación del feminicido sería posible si las políticas públicas se enfocarán la prevención más que en acciones paliativas. 

El académico afirma además que, si durante los siguientes 25 años el panorama anterior se garantizara para las nuevas generaciones, los homicidios dolosos de mujeres en manos de sus parejas y familiares disminuirían notablemente, incluso al punto de erradicarse. 

Pero el escenario actual dista mucho de proveer a niñas y niños ese capital cultural necesario para procurar justicia. “En México hay indolencia en esto y el problema no está en la unificación del código penal procesal, sino en el aparato de procuración de justicia”, comenta el doctor García Ramírez, en torno a un sistema plagado de irregularidades que dejan ver la carencia de recursos y condiciones para dar seguimiento a los casos de feminicidios.

Aunado a eso, existen variantes poblacionales que en algún punto muestran una tendencia en torno a rasgos característicos de mujeres que pueden ser más vulnerables de sufrir feminicidio. 

Si tomamos en cuenta el mayor número de estos delitos ocurren en sitios considerados “cinturones de miserias” como son Tláhuac, Ixtapaluca, Naucalpan y Ecatepec, este último, municipio más violento del mundo, podemos afirmar que habitar en un lugar bajo estas características es un aspecto que hace más proclive sufrir este tipo de delitos. 

Estos contextos no les permite a las mujeres acceder a un grado de escolaridad alto y proveerse de la cultura necesaria para defenderse: “en estos lugares hay poco capital cultural que te dicta quién eres, cómo respondes a esto y cómo actúas en la sociedad”.

FUERA VIOLENCIA

Para el catedrático, la pobreza va ligada con el desconocimiento de los instrumentos de apoyo en casos de violencia y maltrato familiar, las cuales podrían ser determinantes en cuestiones de prevención. 

“Una mujer que se encuentra en un estrato económico bajo no sabe qué hacer y se le cierran las puertas a las cuales puede acudir. Aunque existan las vías, no las conocen y es un círculo vicioso que reproduce la conducta”, comenta García Ramirez, recuperando la experiencia que en una década ha tenido con víctimas de abuso y violencia familiar.

Según el experto, la ruta de procuración de justicia por maltrato físico y emocional debe seguir una serie de pasos que comienza en principio por la denuncia. Para no decaer en este proceso, las víctimas necesitan contar con recursos económicos, logísticos y apoyos psicológicos presentes en todo momento. 

LES DAN LA MAN0

Por tanto, una opción de acompañamiento es alguna asociación civil como lo es Equidad y Género, dirigida por García Ramírez y la doctora Mariana Morán Salazar, la cual estuvo en un inicio conformada por académicos e investigadores universitarios, que abonaron al campo de la investigación en este tema bajo el ángulo de Derechos Humanos. Ahora incursionan también en la asesoría legal y psicológica gratuita y personalizada para víctimas, cuyo “único requisito es querer salir de ese colapso”. 

Dicha asociación se encuentra en ubicada en la calle de Medellín, número 10, colonia Roma. En el cuarto piso. Alcaldía Cuauhtémoc, teléfonos: 55333225 y 55333213. Aquí, mujeres y hombres que deseen apoyo se comunicarán con psicólogos asesores y personal de apoyo de este centro.

 

TUS COMENTARIOS