MUJER INQUEBRANTABLE

Ángeles Ortiz, la medallista paralímpica que perdió una pierna y venció el cáncer

Ángeles Ortiz, la medallista paralímpica que perdió una pierna y venció el cáncer

(Foto: Cortesía)

Historias 13/03/2022 15:31 Sergio Trejo Ríos Actualizada 15:31
 

Ángeles Ortiz es una mujer que ha lanzado con valor y fortaleza todas las “injusticias” que han llegado a su vida. Desde el haber perdido una pierna por la imprudencia de un conductor ebrio, el aferrarse a la vida tras la negligencia médica que la tuvo al borde de la muerte, padecer y vencer un extraño cáncer que le afectó varias partes del cuerpo y la más dura de ellas, el perder a su padre previó a ganar la medalla de oro en los juegos paralímpicos.

“No hay nada mejor que disfrutar y asimilar todas las etapas que te tocan vivir, con todos sus matices y tonalidades, en ocasiones nos tocan colores brillantes y bonitos que nos hacen sentir plenos y felices, también hay otras ocasiones donde nos toca pasar tragos amargos como en mi caso perder una pierna, luchar batallas difíciles contra el cáncer, perder a mi padre cuando fui a Londres y tener que dedicarle a él esa medalla con cuatro récords mundiales sobreponiéndome de ese dolor tan grande”.

Nacida en 1973, en Villahermosa, Tabasco, Ángeles comenzó a la edad de 8 años a practicar el lanzamiento de bala, deporte que según cuenta a EL GRÁFICO era visto más para hombres que para mujeres “entonces yo empecé desde siempre ‘guerreando’ en una disciplina donde no había tantas mujeres lanzando una bala porque entonces te tachaban de que eras ‘marimacho’. Sin embargo, me ha gustado mucho sacar esa parte femenina en cómo me ven; me gusta peinarme, maquillarme y lucir mi uniforme mexicano y verme femenina cuando estoy lanzando”.

Lee también: Le disparan six de plomo a un albañil al entrar a una tienda, en Morelos

A los 33 años de edad vivió un hecho que le cambió la vida,  en esos tiempos trabajaba y estudiaba el último cuatrimestre de la licenciatura en Comercialización Internacional,  en Veracruz, cuando un joven alcoholizado que circulaba a exceso de velocidad sobre el Boulevard del Puerto Jarocho perdió el control de su auto y prensó la pierna de Ángeles contra un muro de concreto y pese a las súplicas de ella para que le auxiliara, éste se dio a la fuga.

Sin embargó, ahí no pararía la desgracia, ya que fue hospitalizada en un nosocomio de gobierno  cuyo subdirector era el padre del joven que la atropelló y su mamá era la subadministradora. “Intentaron que yo no saliera adelante, me estaban dejando morir. Luego de una operación de emergencia y  sin recibir la atención adecuada, una señora se acercó y me dijo que viera la posibilidad de que me sacaran de ahí porque me estaban dejando morir porque les salía mejor muerta que viva”.

Afortunadamente gracias a la intervención de una de sus maestras y familiares lograron sacarla a la fuerza de ese hospital mismo que no le entregó el parte médico correspondiente.

Luego de recuperarse física y mentalmente, logró titularse con mención honorífica de la universidad, posteriormente llegó la oportunidad de retomar el deporte pero ahora en la modalidad de adaptado en la disciplina impulso de bala.

Lee también: Policías tuercen a ladrón que acababa de cometer asalto con un arma de a mentis, en CDMX

“La Leona” como se le conoce en el mundo del atletismo, ya con el antecedente de ser una atleta desde la infancia, aprendió a sentarse en un banco especial y empezó de cero con una nueva técnica y reglamentación: “Yo tenía una ventaja, la barra y yo ya éramos amigas, solo era perfeccionarme en el deporte adaptado”.

Su debut internacional fue al año de haber empezado, en los Juegos Parapanamericanos de Río 2007, ahí ganó el primer lugar obteniendo su primer récord del mundo.  A esto le siguieron un oro y una plata, en Guadalajara 2011 y un oro más en Toronto 2015.

En Juego Paralímpicos ha tenido el honor de escuchar en dos ocasiones el himno nacional al obtener la presea áurea, Londres 2012 y Río 2013. Además de la Plata en Beijing 2008.

“Lo más maravilloso que me ha pasado en la vida es el haber encontrado desde temprana edad mi deporte, sin importar si tengo una pierna, si practico el deporte paralímpico, las medallas, los pódiums, todo esto ha sido una gran experiencia que me ha mantenido saludable y también para dignificar la discapacidad ya que a través del deporte puedes salir adelante”.

Actualmente se prepara para dar fin a su carrera, su ciclo paralímpico terminará en París 2024 y posteriormente se dedicará a un proyecto personal y profesional.

Comentarios