EN EL ESTADO DE MÉXICO

Hockey sobre ruedas, el desconocido juego que tiene una poderosa base en Neza

Hockey sobre ruedas, el desconocido juego que tiene una poderosa base en Neza

(Foto: Diego Simón, El Gráfico)

Historias 24/09/2021 11:58 Ignacio Ramírez Actualizada 17:24
 

ESTADO DE MÉXICO.- Agilidad, coordinación, equilibrio, resistencia, son algunas de los beneficios de jugar hockey sobre ruedas, deporte que carece de la popularidad de su par sobre hielo, pero que el Club Lleida Llista impulsa en Neza para competir de forma internacional.

De joven, el fundador del Club, Ricardo Cuautle Perea, tuvo que abandonar su práctica hasta que decidió heredarle esa pasión a sus hijos —Dafne, Jindrich y Scarlett—, quienes ya han mostrado el talento suficiente para representar a México en competencias internacionales.

“El 11 de agosto de 2017 empecé con ocho niños, mis tres hijos y unos amiguitos; al conocer este deporte se enamoraron de él”, contó Ricardo. “Ver jugar es espectacular, si otros deportes son interesantes éste es espectacular y lo que hace falta es el apoyo”, menciona.

1_2.jpg

A cuatro años de su fundación, el Club ya cuenta con el nombramiento oficial como filial del Club Lleida Llista Blava de Cataluña, España, país que junto a Portugal e Italia en Europa, y Brasil, Argentina y Chile en Sudamérica, lo practican asiduamente.

EN BUSCA DE ESPACIOS

Pero en México es un deporte desconocido y quienes buscan practicarlo profesionalmente batallan por espacios adecuados para entrenar, ya no se diga de una liga de primer nivel.

Por ello, Dafne Cuautle ha acudido a eventos y torneos en otros países, principalmente en Estados Unidos. Ante la falta de competencia y en busca de explotar su potencial, la joven decidió viajar a España para integrarse al equipo Vila-sana. 

“El mayor obstáculo es que no tenemos un lugar dónde practicarlo; por lo tanto, no estamos fijos en un lugar y siempre tenemos que adaptarnos, hace falta que los niños nos conozcan porque cuando lo conocen, quedan encantados”, contó la joven de 20 años.

A sus 15 años —nueve de los cuales ha practicado esta disciplina en la que destaca como delantero, aunque en este deporte no hay posiciones nominales—, Jindrich pasó tres semanas entrenando en un club de la comunidad de Lleida en Cataluña, España.

2_2.jpg

“En España es un ambiente completamente diferente, es un hockey mucho más avanzado, aquí realmente no tenemos recursos o entrenamientos como para tener el nivel de allá; si vas, puedes aprender muchísimo”, contó Jindrich.

“Yo le digo a los chavos de mi edad que se atrevan a venir, es muy bueno, tenemos las puertas abiertas del club y son bienvenidos todos”.

Aunque en un principio a Scarlett, también de 15 años, le gustaba sólo patinar, con el tiempo siguió los pasos de sus hermanos y hoy practica hockey a diario.

“Quiero llegar a los Panamericanos, tener una posición y llegar a una competencia internacional, invito a las niñas de mi edad porque es un deporte muy bonito y es muy bueno para desestresarse o hacer ejercicio”, dijo Scarlett.

EN FAMILIA

Otra de las promesas del club tiene apenas 9 años, se llama Mateo y lleva ya 2 años practicando. Él se acercó porque una amiga de su madre los invitó, no le fue difícil, pues ya sabía patinar y, en poco tiempo, dominó el stick (palo para golpear la pelota). Su hermana y su madre también entrenan.

Al principio no fue así, pues su mamá, María de la Luz Hernández Romero, se limitaba a observar los entrenamientos de sus hijos —Mateo y Zoé— y hoy, ya lleva seis meses como portera del equipo femenil.

5.jpg

“Inicié porque mis hijos tienen viniendo casi 3 años y me aburría, mejor me metí a hacer ejercicio con ellos y ahora soy la portera, pasé dos años viendo y desde enero, estoy de portera. Nunca pensé que pudiera llegar a ser parte de la selección”, narró emocionada la mamá.

BICHO LES PEGA

Pese a un inicio prometedor con 50 alumnos en el Centro Deportivo Ecológico Bicentenario, en la avenida Bordo de Xochiaca, la pandemia les quitó el espacio porque las autoridades instalaron un hospital emergente contra la Covid-19 que nunca operó y tuvieron que mudarse al Deportivo de la colonia Metropolitana.

Susana Rodríguez, entrenadora encargada de las clases de iniciación, asegura que dominar las ruedas depende tanto de la habilidad del niño, como de la ayuda de los padres.

“Aceptamos desde 3 años, mientras más pequeños es mucho mejor porque si se quedan, avanzan mucho más y cuando crecen, son buenísimos. Hay quienes en la primera clase ya patinan y otros que tardan más, depende del chico y de sus padres”, contó la maestra “Susy”.

CUÁNDO Y DÓNDE

Acude a oficinas del Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte de Neza (Imcufidene) en el Deportivo Metropolitano; son 150 pesos de inscripción y 150 al mes. El club facilita patines, sticks y pelota. Principiantes: sábados de 9 a 11 horas.

Las inscripciones son los últimos cinco días de cada mes con copia de acta de nacimiento, CURP, comprobante de domicilio, identificación oficial de los padres y certificado médico.

8.jpg

(Foto: Diego Simón, El Gráfico)

Comentarios