POR UNA VIDA DE ABUNDANCIA

Atrae suerte y fortuna con la oración a San Pancracio, el santo del dinero

San Pancracio es considerado el santo del dinero y la buena suerte...

Atrae suerte y fortuna con la oración a San Pancracio, el santo del dinero

(Foto: Redes sociales)

Historias 12/05/2024 07:30 Rosario Paz Actualizada 07:30
 

San Pancracio es considerado el santo del dinero y la buena suerte. Se le ha vinculado con la fortuna y los juegos de azar, como la lotería, como un joven que atrae el dinero.

towfiqu-barbhuiya-joqwsi9u_xm-unsplash.jpg

(Foto: Unsplash)

Existe la tradición de que, para que San Pancracio dé suerte para encontrar trabajo y mejorar la situación económica, es necesario que alguien regale su imagen, no que uno mismo la compre.

La historia de San Pancracio como el santo del dinero se remonta a su infancia, como parte de una familia adinerada.

Vivió en Roma durante una época de persecución contra los cristianos bajo el mandato del emperador Diocleciano. A pesar de las amenazas, San Pancracio se mantuvo firme en su fe cristiana y fue condenado a la decapitación a la edad de quince años, convirtiéndose en uno de los primeros mártires del cristianismo.

Con el tiempo, se le ha asociado con el dinero, la prosperidad y el trabajo. Su imagen se coloca junto a monedas o un ramo de perejil.

san_pancracio_y_un_perejil.jpg

(Foto. Redes sociales)

ORACIÓN A SAN PANCRACIO

San Pancracio glorioso,

protector de quienes te invocan,

escucha mis súplicas y ven en mi auxilio.

 

Tú que conoces mis necesidades,

te pido que intercedas por mí

ante nuestro Señor Jesucristo,

y que me concedas la gracia de obtener la prosperidad

que tanto necesito en mi vida.

 

Con humildad y confianza,

te ruego que me ayudes a alcanzar

el trabajo y el dinero que me permitan

cubrir mis necesidades y las de mi familia.

 

No permitas que la falta de recursos

me impida ser generoso con los demás,

como tú lo fuiste en vida.

 

Te prometo ser agradecido

y compartir las bendiciones que reciba,

honrando tu nombre y llevando

tu ejemplo a quienes me rodean.

Amén.

 

Padre nuestro,

que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad

en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas,

como también nosotros perdonamos

a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal. Amén.

Google News - Elgrafico

Comentarios