LUCHA CONTRA LOS ESTIGMAS

Acxel, un joven gay e indígena que no ha vuelto a su pueblo en Oaxaca por temor

La historia de Acxel, un joven gay e indígena que no ha vuelto a su pueblo por temor
(Foto: Archivo, El Gráfico)
Historias 28/06/2021 12:38 Redacción Actualizada 15:28
 

Por Christian Jiménez

OAXACA.- “Perdóname, mamá, por haber nacido así, por haberte decepcionado”, escribió Acxel en la carta que dirigió a su madre en 2016, al confesarle que es gay.

Acxel Jiménez García nació en San Pedro Jaltepetongo, en la región Cañada, hace 23 años. Es hijo de campesinos y artesanos; siempre estuvo orgulloso de su cultura; sin embargo, admite que creció con el temor a ser discriminado.

A los 15 años, Acxel abandonó Jaltepetongo para mudarse a la ciudad de Oaxaca y estudiar la preparatoria. En 2013, comenzó a cuestionarse lo que hasta entonces no quería aceptar. Pero ni al salir de la comunidad pudo evitar la discriminación, pues en la preparatoria una de sus profesoras lo “sacó del clóset”, lo expuso frente a padres de familia y pidió que lo expulsaran por su orientación sexual.

Recientemente, Acxel denunció el despido injustificado que padeció en la farmacia en la que trabajaba, donde era violentado por la propietaria. 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis) del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Oaxaca es uno de los estados donde hay más prevalencia de discriminación, en especial por la orientación sexual. 

Han pasado ocho años y Acxel aún se dice lastimado. Aún tiene reservas para compartir con el resto de su familia su vida personal. El padre de Acxel se enteró a través de las redes sociales de la orientación sexual de su hijo; aunque lo cuestionó, poco a poco lo ha aceptado.

Pero la situación es muy distinta en su comunidad. Desde hace dos años, Acxel no la visita, pues continuamente es señalado por los pobladores debido a su orientación sexual. Ser gay e indígena, resalta, lo mantiene encerrado en su casa, pues teme sufrir discriminación. 

Comentarios