Terminé en su cara

Terminé en su cara
Helena Danae
14/01/2020 - 16:56

Hola, mis amores, muy feliz Año Nuevo, atrasado, pero con todo mi amor, cumplan sus propósitos y llénense de la mejor vibra para que arranquen con todo, si la primer semana de enero no sucedió todo lo que ustedes esperaban, recuerden que tienen el año para nuevas oportunidades, eso sí, tampoco hay que dejar todo para mañana, empieza hoy.

Hoy, quiero platicarles sobre Oaxaca, tuve el placer de ir de nuevo para dar mi show en el bar Baraimas, como siempre andaba nerviosa. Pero me concentré en las transmisiones que hago por Facebook y recordé cómo se siente el cariño que los asistentes del bar me tienen, así que me relajé. 

En Oaxaca, fuimos a comer al mercado 20 de noviembre, carne asada, en esas típicas canastillas de palma, con papel estrasa como plato, hice mi transmisión en vivo avisándoles que ya estaba en su bello Oaxaca. Se llegó la noche mientras estábamos en un café del centro, escuchando Naila y tomando un carajillo, luego nos fuimos al hotel y comencé a arreglarme.

Llegamos al bar y fue hora de la primer salida, bajé en una jaula hasta la pista, paseando mi traje de falda a cuadros y una blusa de botones, con un body negro debajo, comencé a bailar y a arrastrarme por la pista, levantando la cadera y enseñándoles mis atributos, cuando miré a mi lado derecho y ahí había una mujer hermosa, de cabello negro, con lentes y vestido también negro, sin dudarlo, me arrastré hacia ella y comencé a bailarle, cuando de repente ella me tomó de la cabeza y comenzamos a besarnos, y así  me perdí en ese delicioso momento.

Volví al escuchar los silbidos de mis fans, me levanté y continué bailando, subieron un sillón y me acosté al centro, dejando que todos vieran cómo me iba desvistiendo, para ese momento ya tenía metidas mis bolas geishas, por lo que fui subiendo uno a uno para que mordieran el hilo que las unía y fueran sacándolas, eso sí, todos con las manos atrás. Cada participante podía sacar una bola y cuando ya estaban todas fuera, volvía a masturbarme y me las metía todas para repetir la actividad, ya para terminar, me senté y subí a un participante para que se acostara frente a mí y lo deleité tocándome y disfrutando, yo ponía mi vibrador directo a mi clítoris para prenderme más y más, hasta que lo logré, terminé y exploté con un squirt directo a su cara.

Yo no entiendo por qué, pero les encanta que los bañes al terminar, él solo movía la cara para llenarse bien de mis jugos. Los dos días de presentación fueron un éxito, lo triste fue el regreso porque el vuelo se retrasó 1 hora, así que para cuando llegamos a la CDMX perdimos nuestro vuelo de conexión, el vuelo que nos reasignaron también se retrasó, así que a Guadalajara llegamos casi a la 1 am, cuando estuvimos en el aeropuerto de Oaxaca desde las 2pm, nos la pasamos casi 12 horas en aeropuertos, porque además llegando a Guadalajara nuestras maletas aún no habían llegado, ya era 23 de diciembre y nosotros queríamos irnos a Aguascalientes, para ver a nuestras familias, pero no pudimos. Aún así, me encantó la experiencia que viví  en Baraimas y Oaxaca, la gente es hermosa y su hospitalidad es inigualable.

¡Les mando todo mi amor! 

TUS COMENTARIOS