Te soñé

Helena Danae
17/09/2019 - 19:05

Hola, mis amores,  muy feliz miércoles para todas y todos, quiero agradecerles enorme por todos sus correos. Hoy vengo feliz porque hemos hecho nuevas fotografías para el deleite de ustedes, con todo mi amor y espero que les gusten tanto como a mí.

Viajé a la Ciudad de México para la sesión de foto y tuve uno de los sueños más húmedos que recuerde hasta ahora, ésto mientras iba en el camión.

Me acomodé en mi asiento y me puse mi cobija hasta el cuello, mientras veía Star Wars, con el movimiento del viaje y calientita por la cobija me quedé dormida. Y empecé a soñar, me vi en una habitación de hotel rodeada de varias personas, cuando logré enfocar, entre la multitud encontré a una de mis ex novias, una de esas chicas que fueron fugaces, pero me dieron algo del mejor sexo de mi vida.

En cuanto la vi, entendí para que estaba yo ahí, giré mi cabeza hacia abajo y me di cuenta de que estaba completamente desnuda, igual que los que estaban alrededor. Mi ex novia caminó hacia mí y comenzó a besarme, sus dedos ya estaban en mi centro y moviéndose de manera circular.

Todo sucedía como flashazos, cuando volví a abrir los ojos ya estábamos en la cama una arriba de la otra, nuestras piernas estaban cruzadas y nuestras amigas estaban en contacto completo, cuando nos separábamos un poco podíamos ver cómo nuestro flujo colgaba entre las piernas.

Era muy excitante escuchar el sonido que hacían cada que se tocaban, sus tetas brincaban con cada movimiento, volví a cerrar los ojos y ya estaba en posición de perrito, ella detrás de mí con la cara entre mis nalgas y su lengua acariciaba cada rincón de mi entrepierna, y así mientras más lamía, yo mas gemía.

Cuando logré llegar al orgasmo giré a mi alrededor y toda la gente que estaba observándonos estaba en lo suyo, se masturbaban al ver el espectáculo, el cuarto se sentía caliente y el ambiente tan cachondo que me encendía más y más el saber que me estaban observando. Ella me giró bruscamente y quedé boca arriba con las piernas en sus hombros y así, me metió un dildo suave, lo movía en varias maneras, pero casi a punto de terminar, desperté.

Mi entrepierna estaba húmeda y mi cobija sudada, no sé si hice algún gemido mientras dormía, pero mi cara estaba roja y mi cabello despeinado. Cuando llegamos a CDMX y me bajé por mis maletas, uno de los pasajeros se me quedó viendo con cara de travieso, como diciendo, sé lo que soñaste, no pude evitar reírme y seguir mi camino.

No se pierdan próximamente las nuevas fotografías. Los quiero leer en mi correo ¿Cuál a sido tu mejor sueño erótico? Nos leemos el miércoles

.   ¡Los adoro!

TUS COMENTARIOS