¿Orgasmos fingidos?

Sexo 01/10/2019 19:31 Helena Danae Actualizada 10:11
 

Hola, mis amores, espero que tengan feliz semana y que ya se estén preparando para el Día de Muertos y Navidad.

En mi Instagram estuve preguntando cuál creían que era la parte más irreal del porno. Y fueron muchas las respuestas, entre que si los gemidos y la facilidad con la que las mujeres aceptaban acostarse con los hombres,  los cuerpos irreales y el tamaño de los penes. En su mayoría, los comentarios eran ciertos, pero debemos hablar sobre lo mal que está generalizar.

Recordemos que cada persona es completamente diferente, en todos los aspectos, así que no debe sorprendernos que existan mujeres a las que sí les guste lo que se ve en el porno. Por ejemplo, los gemidos, habrá quienes no emitan un solo ruido o si acaso solo pequeñas vibraciones que salen de su garganta, pero también estamos quienes nos encanta gritar y decir mil cosas, no por eso la primera no siente nada o las segundas, somos exageradas. 

Dicho lo anterior, salió una pregunta que es muy buena: ¿Cómo saber entonces, si un orgasmo es fingido? En lo personal, no creo que puedas algún día ser experto en detectar los decibeles del grito de tu pareja para saber si esta vez el clímax fue en serio o era fingido. Pero hay cosas que son un buen punto de partida para darte una pista. 

La lubricación, por ejemplo, si tú sabes que tu pareja es una mujer que se humedece bastante y esta vez no hay muy buena lubricación allá abajo, probablemente haga falta un poco más de estímulos previos para poder seguir con el acto. Hay algunos hombres que te preguntan si ya terminaste o que te piden que les avises cuando hayas llegado al orgasmo para ellos poder terminar también. [email protected], esos hombres que esperan a que su pareja tenga un orgasmo antes de terminar ellos, se merecen el cielo. Nada más triste que un hombre que solo busca su propio placer. 

Como mujeres debemos entender que fingir un orgasmo para que él no se sienta mal, a la única persona a quien afecta es a nosotras mismas, porque por no querer lastimar su ego, dejamos de lado nuestro placer y le quitamos la oportunidad a él de mejorar y conocer cómo nos gusta el sexo.

Aún existe la creencia de  que coger bien los hará más machos o más hombres, cuando en realidad esto va más allá de su ego. Se trata de la conexión que encontramos con nuestra pareja y aprender a satisfacerla en cada encuentro. 

Serás tú quien sepa a detalle lo que la calienta y lo que le corta la excitación de tajo. Como mujeres debemos empezar a dejar de lado que ciertos gustos son de ‘putas’ o de mujeres muy vividas y empezar a entender que se trata del placer de coger. Así que platiquen con sus parejas y así ya no tendrán que adivinar si su pareja ya terminó o no. 

Otro tema cuestionado fue la facilidad con la que las mujeres acceden a tener sexo. ¿Quieres saber si yo accedo fácilmente? ¿Si mi vida de actriz porno es igual a la de las películas? Busca la próxima columna. ¡Los adoro!

Comentarios