Grabé las 'cochinaditas' que me hizo en el baño

Grabé las 'cochinaditas' que me hizo en el baño
Al sacármelo de la boca le dije —¿quieres cogerme?— asintió con la cabeza y me puse de pie, él tomó mi pierna en su antebrazo y apuntó su miembro justo a mi centro, en una embestida dura me la dejó ir todita
Helena Danae
01/07/2020 - 12:12

Hola, mis amores, muy feliz miércoles a todas y todos. Les envío todo mi amor y buena vibra hasta sus casitas o trabajos. Hoy les traigo un rico relato erótico, de cómo lo hice en el baño, mientras grababa un video para mis plataformas. 

La idea inicial era solo un oral, después de bañarme; pues empapada ya estaba y se vería súper sexy mi cuerpo escurriendo entre mi propia saliva y el agua de la regadera, así que comenzamos, él sostenía el teléfono haciendo una toma en primera persona, así los espectadores podrían imaginarse muchas cosas mientras lo veían. 

Yo comencé con cariñitos, un besito, pasar mis labios por el tronco, chupar a poquito la punta, ver su cara y cómo lo disfrutaba. Seguí metiéndomelo a la boca, succionando y lamiendo, mis manos acariciaban sus kiwis, pude sentir cómo mi entrepierna comenzaba a escurrir, bajé mis dedos para acariciarme y sentir cómo mi flujo hacía que resbalaran más fácil, seguía chupando.

Al sacármelo de la boca le dije —¿quieres cogerme?— asintió con la cabeza y me puse de pie, él tomó mi pierna en su antebrazo y apuntó su miembro justo a mi centro, en una embestida dura me la dejó ir todita. 

Mis nalgas chocaban con la pared fría y eso hacía que mi piel se pusiera chinita. Eso en consecuencia hacía que mis pezones estuvieran durísimos, mientras me estaba cogiendo yo los apretaba para poder llegar al orgasmo, sentir su tronco duro entrando y saliendo me encantaba. Así logré terminar y él también, levantando mi pierna para que la cámara pudiera grabar cómo mi amiga estaba escurriendo de esa mezcla de nuestros jugos.

 Me lo sacó y me hinqué frente a él, para que lo que le quedaba dentro me lo dejara caer en la cara. Vi que aún estaba muy firme, así que aproveché para darle unas lamidas más. Él comenzó a jalársela como exprimiéndosela sobre mi cara. 

¡Les mando todo mi amor! 

 

TUS COMENTARIOS