¡A disfrutar!

Helena Danae
11/09/2019 - 10:01

Hola, corazones,  espero que su mitad de semana sea de provecho y que los propósitos que se pusieron iniciando el año ya casi están cumplidos. La verdad es que yo ya ni recuerdo mis propósitos, pero  he tenido un año estable y me ha ido bien. 

Hoy les hablo de este tema porque me llegó un correo, donde una joven me decía que como meta se había puesto tener un mejor cuerpo,  estuvimos platicando por varios días y llegamos a la conclusión de que ella veía mis sesiones de fotos y le encantaba cómo lucía mi cuerpo, a lo que le confesé que tiene mucho que ver la pose, el retoque, la luz, el fotógrafo, “todo”, es un conjunto de puntos para que la fotografía sea perfecta, que al final es lo que se busca, es decir, en cada sesión tardamos hasta tres horas y ustedes solo ven cinco o 10 fotografías como resultado final. 

Es un trabajo complejo, sin duda, así que no crean que todas lucimos así en la vida real,  claro que cuidamos nuestro cuerpo, pero hay una magia detrás de cada fotografía publicada. Ella aún no me creía, por lo que me comentó que en los videos que hago también se me ve un buen cuerpo, ni una lonjita, dijo ella, no pude evitar soltar la carcajada, claro que no ves ni una lonjita (en algunos videos, otros claro que se ven esos rollitos que “todas” tenemos) pero no las notas porque es igual que la sesión de fotografías, es algo elaborado, porque al final necesitamos un resultado, un producto que sea de agrado para ser consumido. 

Tampoco sabes que en medio de la escena vas a escuchar “estírate un poco más para que no se te forme ese bordito”. Es como esos comerciales de rastrillos que vemos, donde rasuran piernas ya depiladas, es para llegar a un producto final, un video o fotografía. 

Pero no todo lo que miras es real, las posiciones no se dan así de fluidas cuando en verdad estás teniendo relaciones sexuales con alguien, no es como si las mentes estuvieran sincronizadas para poder girar en la misma posición, evitando que tu pierna tope con su cabeza o que él quede mirando hacia el lado contrario donde está tu trasero. El cabello no siempre te deja observar tus tetas, ni tu abdomen luce espectacular, ni cuando lo grabamos es así, tú disfrutas el resultado con cortes y correcciones, pero en realidad es tan normal que da risa, creer que eso es algo malo. 

A veces el cabello se enreda en tu cara o en los dedos de tu pareja, a veces hay pedos vaginales, otras veces tu rodilla golpea la boca de tu pareja. El porno es como las películas de superhéroes, sabes que no es del todo real, pero lo disfrutas, lo malo es cuando dejas que esa realidad sea ley en  tu vida. La sugerencia es que disfrutes del sexo sin preocuparte de no verte perfecta. Recuerden seguirme en redes sociales y enviarme correos. 

¡Les mando mi amor!

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS