Así fue como probé mi nuevo juguete sexual

Helena Danae
07/08/2019 - 06:31

Hola, mis amores, muy feliz miércoles tengan todos ustedes, hoy quiero platicarles lo que me sucedió la semana pasada. ¿Recuerdan el juguete que me había llegado? pues ya tengo nuevo favorito. 

Y es que se supone que es un “juguetito” a prueba de agua, así que debía hacerle la verificación para poder recomendarlo plenamente. La mejor idea que tuve fue hacerlo en video para poder compartirlo con mis amores del grupo de whatsapp, por lo que puse el celular en un banco frente a mi regadera y comencé con la magia. 

Empecé tocándome y bailando un poco con la música que traía en la cabeza, el agua resbalando por mi cuerpo y calentándolo. Me salía un poco de la regadera para acercarme al celular y ahí mis pezones se ponían duros por el aire frío que llegaba a ellos. El celular estaba muy abajo, así que debía abrir mis piernas para doblarme y quedar a la altura y así poder mostrar cada caricia.

Mientras el juguete estaba en mi mano, me hinqué para que quedara mi rostro frente a la pantalla y así grabar cómo lo lamía y lo metía a mi boca, encendido hacía qué mis labios vibraran y que mi garganta cuando llegaba más profundo, sintiera el poder de ese juguete enloquecedor.

Me levanté y así seguí enjuagándome con el agua y con el juguete encendido, lo paseaba por mi cuerpo, desde mi perspectiva se observaban las gotitas de agua bailando por las vibraciones, entonces fui bajando hasta llegar a mi ombligo, me hacía cosquillas y ahí me quedé un rato jugando con él, hasta que me deslicé hacia la vulva, las vibraciones eran muy intensas, así que inicié por los labios, dejando que mi entrepierna se acostumbrara a la potencia.

Luego lo pasé por mi Monte de Venus y así hasta que mi clítoris soportó ese nivel de vibraciones, me recargué en la pared y con una mano sostuve el vibrador pegado en mi amiguita y con la otra empecé a apretar mis pezones, y en breve logré llegar a un orgasmo bien rápido.

 ¡Pero, claro, toda esa estimulación que había tenido antes, ya me había dejado más que mojada y lista. 

Por lo que tomé aquel vibradora negro, en forma curva y pequeño, y me lo metí, me agaché para que mi celular pudiera grabar todo, las vibraciones recorrían mi cuerpo y estimulaban mi interior, mis piernas no pudieron con el placer y en un orgasmo expulsé el vibrador, pude tomarlo por la correa que trae y así vi cómo escurría mi jugo por el juguete y mis piernas, regresé a ponerme debajo de la regadera y tratar de volver en mí.

Me enjuagué la cara y volví a escena, continué por un rato más y me regalé otros orgasmos, que quedaron grabados para todos ustedes.

Antes de terminar, volví a agacharme para meterme una última vez mi vibrador en la boca, para poder chupar todo mi sabor. Pulse el botón para terminar la grabación y me paré para darme un baño. Cuando empecé a ver el video observaba mi cara, apretando los ojos, mordiendo mis labios, disfrutando de cada momento. Sin duda alguna me encanta mi trabajo, así que efectivamente es a prueba de agua y si quieren ver el video, los invito a seguirme en twitter e Instagram para saber cómo obtenerlo. 

Ojalá así como se lo imaginan, disfruten igual viéndolo grabado. 

¡Les mando todo mi amor y nos leemos la próxima semana! 

TUS COMENTARIOS