Ejemplo de amistad

hijo del santo el santo
Carlos Suárez Manzanero fue amigo inseparable de mi padre y mío también. ¡Feliz Día del amor y la amistad!
El Hijo del Santo
15/02/2019 - 05:18

Ayer, 14 de febrero, fue el Día del amor y la amistad. Seguramente desayunaron, comieron o cenaron con su pareja, con su familia, con sus amistades o con un buen amigo.  ¡Muchas felicidades a ustedes y todos mis amigos!

Recuerdo con cariño y cierta nostalgia a todos mis amigos que me acompañaron en la niñez, en los juegos y en la escuela. Unos siguen presentes en mi vida y a otros ya les he perdido la pista. 

Hoy quiero dedicar estas líneas a un gran ser humano y mejor amigo, no sólo mío, sino de mi padre El Santo. Este hombre en vida se llamó Carlos Suárez Manzanero. Yo lo conocí aún siendo muy pequeño, tenia 7 años,  y él siempre era muy amable conmigo. 

El Santo tuvo muchos compañeros, cientos de camaradas, cuates y  muchos conocidos, pero muy pocos buenos amigos.

No me equivoco al decirles que Carlitos Suárez fue uno de ellos, posiblemente el más fiel y leal; de ser necesario, hubiera dado  la vida por mi padre. 

Estoy  seguro de  que todos ustedes saben de quién les estoy hablando  y basta con decirles que Carlitos era aquel hombre pelón que salía en las películas de El Santo, unas veces de malo y otras de bueno. 

El señor Suárez era el representante de mi padre, quien lo acompañaba a las arenas de lucha, a los estudios de televisión, a los sets cinematográficos. 

Era él quien cuidaba sus intereses económicos y de trabajo, pero además de eso era su mejor amigo, siempre respetuoso con mi papá.

Carlos Suárez fue un hombre sumamente trabajador. Nació un 4 de noviembre de 1910 en El Oro de Hidalgo, Estado de México.

Desde niño inició su aventura por los circos, los teatros y las plazas de toros. Después comenzó  su fructífera carrera cinematográfica al participar en incontables películas mexicanas,  como El Tesoro de Pancho Villa, La Sombra Vengadora, El Jinete Justiciero, Los Tres Vivales y en la mayoría de las películas de El Santo. También apareció en  algunas películas con Germán Valdés, Tin Tan,  y Mario Moreno,   Cantinflas.

Aún en vida, mi padre me sugirió que Carlos Suárez fuera el encargado de manejar mi carrera profesional y obviamente acepté con enorme gusto, porque Carlitos  era un experto y quién mejor que él para apoyarme tras la muerte de mi papá. 

Recuerdo que la última película que filmamos juntos fue Santo,  La Leyenda del Enmascarado de Plata.

Y la última vez que el señor Carlos Suárez apareció en público sucedió en un homenaje que le organizamos junto con mi productora,  Gabriela Obregón. 

Carlitos estaba feliz y lamentablemente falleció un 15 de abril de 1998, pero indiscutiblemente fue un gran amigo mío y el mejor amigo de El Santo. 

También aprovecho la ocasión para mandar un afectuoso saludo a mi buen amigo Mauricio Sulaimán Saldívar, por el aniversario 56 del Consejo Mundial de Boxeo,  que tan atinadamente dirige desde 2014  y que este 14 de febrero festejó 56 años de su fundación.

Nos leemos la próxima semana, para que hablemos sin máscaras.

TUS COMENTARIOS