Aún lucha en la memoria

Deportes 02/11/2018 10:34 El Hijo del Santo Actualizada 10:34
 

Hoy es un día muy importante para todos los mexicanos porque celebramos el Día de Muertos, una de las tradiciones más representativas de nuestra cultura mexicana y que se acostumbra celebrar a partir del día primero de noviembre a todos los santos, en especial a los “niños fallecidos". Mientras que hoy, día 2, está dedicado a los adultos .

Esta tradición se remonta a la época prehispánica y es festejada a través de diversos rituales por grupos indígenas del país. También se acostumbra visitar los panteones para estar cerca de nuestros difuntos y acuden familias enteras para llevar comida, arreglos florales y colocar velas sobre las tumbas (según la tradición), para mostrarle a las almas el camino de regreso a casa.

También los mexicanos tenemos la bella costumbre de poner altares a los muertos con las fotografías de nuestros seres más queridos que ya no están con nosotros y regularmente en espacios públicos están las fotografías de nuestros ídolos mexicanos como Pedro Infante, Cantinflas, El Santo, María Félix, Javier Solís, Lola Beltrán, entre muchos otros, como reconocimiento a ellos. 

Yo quiero agradecer al Antiguo Colegio de san Ildefonso por este gran altar que pusieron este año en el cual está incluído mi padre El Santo. Se ponen fotografías y están rodeadas de papel picado de colores, generalmente morado, rosa y naranja que simbolizan la unión de la vida y la muerte, así como velas blancas, flores de cempasúchil que representan la tierra, bebidas y comida favoritas de los fieles difuntos, así como el tradicional pan de muerto y agua natural para saciar su sed.

Recuerdo que a mi padre El Santo no le gustaba visitar los panteones ni siquiera en estas fechas, (pues aunque no lo crean le causaba miedo). 

Sin embargo, El Enmascarado de Plata era tan profesional que en muchas de sus películas tuvo que filmar escenas junto a diversas tumbas e incluso aceptar ser metido en algún ataúd y ¡ser enterrado vivo! ¿Se imaginan? pues lo hizo porque los argumentos ó historias así lo requerían.

Y hablando de cine, les recuerdo que hoy pueden asistir a Cinemex para disfrutar "El hombre detrás de la máscara". Además, también pueden ver la película "Coco", que está en cartelera. Y si ya la vieron, vale la pena volver a disfrutarla.

Para mí es un orgullo ver a El Santo inmortalizado en esta película animada, que además de un homenaje es también una historia de amor hacia México a través de una de sus tradiciones más conocidas como lo es el Día de Muertos.

Y como afirmaron sus creadores: "También una reivindicación de la comunidad latina y su creatividad".

Nos leemos la próxima semana, para que hablemos sin máscaras.

Comentarios