Fantasmas de la Ciudad: La historia de "La Planchada"

En México hay distintas leyendas urbanas que ponen los pelos de punta; esta es la primera entrega de una serie de sucesos paranormales ocurridos en la Ciudad de México

La planchada, fantasma, Leyenda, ciudad México
Farándula 28/10/2013 10:57 Actualizada 19:59
 

México, a lo largo de todo su territorio, es protagonista de varias historias de fantasmas, leyendas que han pasado de boca en boca y de generación en generación, donde algunos aseguran ser testigos reales de lo ocurrido, afirmando que se trata de algo más que un cuento de "espantos".

La Ciudad de México no es la excepción, pues existen varias leyendas populares de fenómenos paranormales que al contarse causan a más de uno que se le "pongan los pelos de punta".

En El Gráfico.mx hemos preparado una serie de las historias ocurridas en el Distrito Federal que involucran a seres del más allá; esta es la primera entrega.

 

“La Planchada”

La gente asegura que en los hospitales de la Ciudad de México se aparece una bonita enfermera, muy elegante y bien arreglada, con el uniforme perfectamente bien planchado.

Ella se encarga de atender a los enfermos y brindarles toda la atención posible, sobre todo a aquellos que han sido ignorados por un buen tiempo.

“La Planchada” viaja por toda la ciudad visitando los diferentes nosocomios, ayudando a los enfermos que lo necesiten.

Hay doctores y enfermeras que aseguran haberla visto, pero que esta amable enfermera no es motivo de miedo, pues lejos de hacer daño, se comporta como alguien común.

De acuerdo con DFNet, “La Planchada” también es llamada “La Enfermera Visitante” y “La Enfermera Fantasma”. Sin tomar en cuenta su amabilidad, ¿a quién le gustaría que lo visitara un fantasma cuando se encuentra solo en un hospital?

Eulalia en el pasado

Dicen que “La Planchada” es el fantasma de una mujer llamada Eulalia, una joven bastante atractiva, quien en vida era una enfermera apasionada por ayudar, que entró a trabajar en el antiguo Hospital Juárez, que se ubicaba por La Merced.

Era una joven bastante atractiva, que se caracterizaba por tener el uniforme siempre limpio, bien planchado y almidonado. Se enamoró de un joven doctor llamado Joaquín, quien le propuso matrimonio.

La historia cuenta que el doctor le avisó un día antes que saldría de viaje para un seminario. Pero después ella se enteró que se fue para casarse con otra.

Eulalia se deprimió tanto que comenzó a desatender a sus pacientes, se portó grosera con ellos y descuidó su aseo personal. Se dice que muchos pacientes murieron por sus descuidos.

La joven enfermera dejó de llevar su uniforme planchado, y con el tiempo, su depresión hizo que se enfermara. Pasó de ser una enfermera a una paciente, hasta que murió.

La leyenda dice que su espíritu no ha descansado, y es un alma en pena que trata de enmendar los errores que cometió cuando estaba viva y deprimida, ayudando a los pacientes y presentándose como a ella le gustaba, con amabilidad y con el uniforme bien planchado.

A continuación, otra versión de la leyenda de “La Planchada”.  

 

Comentarios