Anécdotas graciosas de empleados de Disney

Trabajar aquí puede ser más divertido de lo que muchos piensan

Anécdotas graciosas de empleados de Disney
Farándula 18/11/2013 05:29 Actualizada 05:30
 

Ser empleado de Disney puede ser casi una garantía de cosas divertidas y extrañas, por lo que algunos trabajadores decidieron contar sus anécdotas.

De acuerdo con Buzz Feed, muchos de los empleados que trabajan en los parques de esta compañía han sido testigos de cosas muy raras y graciosas.

"Trabajaba en una tienda en WDW y un señor me preguntó que si me podía disfrazar de Darth Vader para su hijo, ya que este tenía cáncer. No teníamos disfraces de ese personaje así que le dijo a mi gerente y él me obligó a ir a una tienda de Star Wars y conseguir el atuendo. Al regresar el hombre me confesó que su hijo no tenía cáncer y que solo quería evitar caminar más", explicó una empleada.

Otro trabajador aseguró que una familia estaba cenando en el Castillo de Cenicienta y que el padre decidió hacer un brindis, cuando todos voltearon dijo que su esposa le había sido infiel y que quería que se enteraran; él se fue con sus hijos y la mujer se quedó llorando en la mesa.

"Una vez, cuando las luces del parque se apagaron, vi a un chico masturbando a su novia atrás de una de las atracciones. Encendí las luces y se detuvieron, pero en cuanto las apagué volvieron a su asunto", confesó otro empleado.

El conductor de uno de los autos del Safari Kilimanjaro, en el Reino Animal, contó que una vez, un niño vio muy emocionado a un elefante con cinco piernas; "pero en realidad solo tenía una erección".  

"Hace unos días, una mujer intentó subir a un juego mecánico con su bebé recién nacido escondido. Traía una enorme chamarra en pleno verano y debajo traía al bebé. Primero pensamos que estaba embarazada, pero de repente el bebé comenzó a gritar y llorar. Tuvimos que pedirle que saliera de la fila", narró otro trabajador.

En el juego "Querida, encogí a la audiencia", "una chica pensó que era buen lugar para hacerle sexo oral a su novio, pero no sabía que como parte del show, había efectos de aire que simulaban ratones pasando por tus pies. Del susto le mordió el pene y el chico terminó sangrando mucho. Nunca se me va a olvidar", explicó una de las operadoras.

 

Comentarios