VIDA DE SUPERACIÓN

Vicente Fernández, así pasó de ser campesino a un exitoso cantante y empresario

Vicente Fernández, así pasó de ser campesino a un exitoso cantante y empresario

(Foto: Archivo, El Gráfico)

Espectáculos 12/12/2021 13:39 Redacción Actualizada 17:29
 

Durante más de cinco décadas en la música, Vicente Fernández fue no solamente un hombre espectáculo de la música vernácula, también fue un hombre visionario que supo tener actividades alternas a la música, y se estima que su fortuna, que proviene de distintos rubros, asciende, de forma aproximada,  a 25 millones de dólares que aumenta año tras año.

Dentro de las inversiones que el charro de Huentitán hizo, está su ya conocido rancho de Los 3 Potrillos (con más de 500 hectáreas). Dentro de la vasta extensión de tierra se encuentra el Centro de espectáculos Arena VFG , donde se dan cita estrellas de la música de nivel nacional e internacional, el cual alberga a 10 mil asistentes.

Gracias a este recinto, Vicente hizo alianzas para crear, en ese entonces,  Ocesa Jalisco, con el cual expandiría negocios de entretenimiento a Centro y Sudamérica.

Por otra parte, el corporativo Grupo Fernández, de la familia del charro, y Universal Music, se unieron para crear Infinity, una plataforma de desarrollo y booking de artistas, que arrancaría operaciones con el cantante español David Bisbal.

Asimismo, junto con Alejandro Fernández tienen una empresa de taxis aéreos, denominada El Caminante, cuyos principales clientes son elementos del mundo del espectáculo. Además tienen la compañía de representación Star Productions, que tiene la carrera de El Potrillo y otros artistas.

Asimismo, una de las grandes pasiones del Ídolo del Pueblo son los caballos, por lo que en su rancho tiene  criaderos donde comercializa razas pura sangre y exóticos ejemplares miniaturas que incluso tienen récord Guiness por ser los más pequeños del mundo.

Se menciona que su negocio de los caballos es más rentable, incluso que el de la música. Tiene alrededor de 40 caballos, muchos de ellos certificados por la prestigiosa American Quarter Horse Association, institución más confiable en registrar y preservar los caballos de cuartos de milla.

Además tiene una tienda de accesorios, la que orgullosamente llama ‘la tienda vaquera más grande del mundo’,  donde vende todo tipo de artículos para la vestimenta ranchera, que van desde botas, chamarras, sombreros, bolsas de dama y a eso hay que añadirle el restaurante que también lleva el nombre de Los 3 Potrillos.

Comentarios