NO HAY TIEMPO PARA EL AMOR

Tras las románticas indirectas de “La Bebeshita”, Aristeo Cázares la manda a la friendzone

Tras las románticas indirectas de “La Bebeshita”, Aristeo Cázares la manda a la friendzone
(Foto: Instagram)
Espectáculos 24/11/2021 12:04 Gabriela Sánchez Actualizada 12:41
 

Aristeo Cázares no le queda tiempo ni para la cocina, ni para el amor, ni para la ‘Bebeshita’.Tras su eliminación de ‘MasterChef Celebrity’, Aristeo volvió a ‘Exatlón Leyendas’ y, posteriormente, se comprometió a la conducción en ‘Venga la Alegría’, edición Fin de Semana, donde de nuevo comparte pantalla con Daniela Alexis, mejor conocida como ‘Bebeshita’.

En estos días, ella ha dejado emojis de corazones en las fotos de Aristeo en Instagram y le dedica videos en TikTok; lo que sólo ha alimentando los rumores de un romance entre ambos.

“'Bebeshita' es mi compañera, la estimo mucho y la verdad hicimos buena mancuerna en la cocina y nos divertimos, que básicamente es a lo que fuimos a MasterChef Celebrity. Es una gran amiga que ahora está con nosotros en Venga la Alegría y ha sido muy bien recibida”, afirmó Aristeo a El Gráfico.

aristeo1_0.jpg

Así, el experto en parkour, también esquivó involucrarse en alguna relación sentimental con la exparticipante de ‘Enamorándonos’.

“Esos que nos ven con cara de amor, les digo que se lo sigan imaginando, porque sólo somos buenos amigos y así nos vamos a mantener felices y contentos”, sentenció.

Para el ahora conductor lo más importante es su carrera. “Siempre me emocionan los retos, cualquiera que me pongan, ahora es la conducción en Venga la Alegría; hablando y dando detalles de temas diversos que también debo estudiar y dominar; ya me tocó desfile de Día de Muertos y del Aniversario de la Revolución. Cada reto es una oportunidad de crecimiento y si no lo sé hacer no me da miedo, me lanzo lo intento y lo hago lo mejor que pueda. Agradezco a Dios estar en movimiento”, platica Aristeo.

bebeshita.jpg

Y aunque muchos dudaban de su capacidad como cocinero, él aguantó en el reality hasta convertirse en el decimotercer eliminado.

“Sorprendí a mas de dos personas con mi participación en MasterChef; no solo de la producción, sino en mi casa porque saben que no soy muy fan de cocinar. Pero, al igual que el deporte, lo tomé como un reto. No sabía hacerlo y me puse a estudiar, a leer, a preguntar a mis abuelas, a mi mamá; me acercaba a los jueces, tomaba nota de mis fallas y aciertos. Poco a poco le fui agarrando la movida, fui aprendiendo y creciendo.

La disciplina con la que entreno, la concentración de un poliatleta me ayudó a mantener la calma en la cocina. Por eso mientras algunos se veían desesperados a mí me veían muy tranquilo”, finalizó Aris.

Comentarios